La Juventus regala un triunfo a Conte en el día de su regreso

Agencia EFE  09/12/2012 17:50

La Juventus regaló su triunfo contra el Palermo (1-0) a su técnico Antonio Conte, que, tras cuatro meses de sanción por el caso del amaño de partidos para ganar apuestas, hoy volvió a sentarse en el banquillo.De esta manera, el Juventus y Conte pueden respirar tranquilos sin importarles el resultado que conseguirán esta tarde (19.15) Inter y Nápoles, que miden sus fuerzas para saber cuál será el equipo que puede arrebatar el “scudetto” al club de Turín.

Después de la reducción de su sanción – Conte había sido condenado a 10 meses por no denunciar los supuestos amaños-, el técnico juventino volvió a ser el gran protagonista en el campo e incluso las televisiones le colocaron una cámara para seguir todos sus movimientos.

Para la Juventus no fue un encuentro fácil. Lo resolvió en el segundo tiempo gracias a un gol del suizo Stephan Lichtsteiner, que marcó tras un centro de Mirko Vucinic en el minuto 5 del segundo tiempo.Con un terreno de juego impracticable por la lluvia y el granizo, y el frío que se sentía hoy en Palermo, el juego de ambos equipos dejó mucho que desear y en el primer tiempo solo el montenegrino Vucinic creó peligro.

En el segundo, la Juventus consiguió el gol y el Palermo se vino a bajo. A la media hora del segundo tiempo, el Palermo se quedó además con diez jugadores tras la expulsión de Morganella y el equipo siciliano sólo pudo admitir que había llegado su segunda derrota consecutiva.

Contundente victoria del Milan

Por otra parte, el Milan respondió con un contundente 4-2 al Torino y continúo su remontada en la clasificación, con el objetivo, visto que el “scudetto” está lejos, de una plaza para las competiciones europeas.El partido empezó mal para los de Massimiliano Allegri, ya que se lesionó de gravedad De Jong (se cree que sufre una rotura de tendón de Aquiles).

Poco después llegó el primer gol del “Toro”, por medio del argentino Mario Alberto Santana en el minuto 28 tras un error de Nocerino en un pase al portero.A un Milan lento le salvó en el minuto 41 una genial jugada del brasileño Robinho, que empató el partido.

En el minuto 8 del segundo tiempo, Nocerino se resarció del error que le costó un gol a su equipo y puso por delante al Milan, que aumentó su ventaja con tantos de Gianpaolo Pazzini y El Shaarawy.El Toro acortó distancias por medio de Rolando Bianchi en el minuto 80, pero no quedaba tiempo para la remontada.

Mientras, el Cagliari sumó su cuarta derrota en los últimos seis partidos al caer en casa ante el Chievo Verona, para el que marcaron Paloschi y Thereau.En un partido entre equipos que luchan por permanencia, el Pescara consiguió ganar al Génova por 2-0 con goles de Abbruscato y Vukusic.

El Catania se impuso al farolillo rojo del campeonato, el Siena, por 3-1 gracias a los goles de los argentinos Castro y Gonzalo Bergessio, que marcó dos.

 

Anuncios

PSG golea 4-0 a Evian en liga francesa

ASSOCIATED PRESS
Zlatan Ibrahimovic anotó un gol, armó la jugada de otro y Paris Saint-Germain aplastó el sábado 4-0 a Evian para ascender al segundo puesto en la liga francesa de fútbol.PSG había caído al cuarto lugar después de tres derrotas en sus cinco últimos partidos, incluyendo dos como local, pero Ibrahimovic encaminó el triunfo al abrir el marcador a los 28 minutos con su 14to gol de la temporada en la liga.

Tres minutos después, el sueco le dio un pase de pecho al argentino Ezequiel Lavezzi para el 2-0.

Thiago Motta y Kevin Gameiro agregaron las otras dianas para redondear el marcador.

“Fue un buen partido, una buena actuación del equipo”, dijo el técnico del PSG, Carlo Ancelotti. “Fue un partido importante para nosotros”.

PSG recuperó la moral al derrotar el martes al Porto 2-1 en la Liga de Campeones, y Ancelotti estaba confiado en que el equipo se retomaría el camino después de otro triunfo en Parc des Princes.

“Quería que nosotros mostráramos la misma actitud que mostramos frente al Porto”, dijo Ancelotti. “El equipo jugó con un buen espíritu de equipo, especialmente los delanteros, que trabajaron duro a la defensiva. Pienso que esa fue la clave del partido”.

PSG está a dos puntos del líder Lyon, que visita el domingo a Saint-Etienne.

Marsella, que tiene un partido pendiente, necesita sólo un empate en casa contra el Lorient el domingo para adelantar al PSG y apoderarse del segundo lugar.

En otros duelos, Montpellier venció 3-0 a Ajaccio; Nancy y Valenciennes empataron 1-1; Rennes igualó 2-2 con Brest; Sochaux y Lille terminaron empatados 1-1; y el encuentro entre Troyes y Niza culminó en empate a 1.

El domingo, el séptimo Burdeos visita a Reims.

La Roma golea a la Fiorentina en un gran partido

El cuadro del volante chileno David Pizarro, quien está en Chile por el funeral de su hermana, perdió 4-2 ante el elenco de la capital italiana. Fernández ingresó en el segundo tiempo.

Fiorentina no pudo dedicarle un triunfo al volante chileno David Pizarro, quien viajó a Chile con permiso de su equipo por el fallecimiento de su hermana, ya que terminó perdiendo 4-2 ante la Roma en calidad de visitante.

Apenas comenzó el partido, los jugadores de la “Loba” fueron rápidamente en busca del primer tanto, frente a un elenco “viola” que se vio superado por este ímpetu del local.

Así, y justo después de un remate de Pasqual para Fiorentina, P. Tachtsidis anotaba el primer gol (7′) con un cabezazo “mordido” ayudado por la débil reacción del portero Viviano.

Tras el gol, sin embargo, la “Fiore” tomó el control del balón y se adelantó en el campo de juego.

A los 14′, en tanto, llegó el gol de los visitantes gracias a Gonzalo Rodríguez, quien aprovechó un error en el fuera de juego de la Roma para quedar solo en el área, junto a otros dos compañeros también habilitados.

Pero la Roma no se quedaría ahí, ya que tras cinco minutos , el capitán de la “Loba”, Francesco Totti, ponía el 2-1 después de una gran jugada con Destro (19′).

Con la ventaja parcial, Roma comenzó a guardar fuerzas, lo que significó que también la visita intentara llegar al arco de M. Goicoechea.

Sin embargo, cuando el partido ya terminaba, Totti otra vez mostraba dotes de su calidad con un disparo que Viviano no pudo detener, dejando todo en 3-1 para el local.

En la segunda mitad, en tanto, Fiorentina hizo ingresar a M. El Hamdoui y a Matías Fernández, tratando de recuperar la posesión del balón.

Y fue el primero que el anotó a los 47′ el 2-3 parcial para el cuadro “viola”, tras un gran centro de Borja Valero.

Con el tanto, eso sí, la Roma fue con todo buscando el cuarto gol de la tranquilidad, pero sin mayor efectividad en jugadores como Balzaretti (51′), Destro (55′ y 56′) y Tachtsidis (58′), quienes desperdiciaron jugadas claves para el conjunto local.

Fiorentina, en tanto, trató de conseguir el dominio del balón, pero solo en los últimos 10 minutos logró generar alguna chance, sin mayor peligro.

Fernández, por su parte, tuvo muy poca acción en la cancha, jugando en la posición de David Pizarro, aunque en los últimos minutos logró mejorar su nivel para, por ejemplo, entregar una pelota de gol a H. Seferovic (87′), quien no pudo ante Goicoechea.

El que sí pudo fue Daniel Osvaldo, delantero de la Roma que puso el 4-2 justo cuando el duelo culminaba (89′).

De esta forma, Fiorentina no logra mantener la regularidad mostrada en los primeros partidos y, más importante, da cuenta de la necesidad que tiene el equipo de contar con el ausente David Pizarro.

 

El Norwich sorprende al Swansea en Gales

Michu, por partida doble, y De Guzmán hicieron los tantos galeses, que no sirvieron de nada tras su malos primeros 45 minutos

BANG MEDIA  08/12/2012 19:07

El Norwich ha hecho buena su primera mitad. Tres goles de los de Chris Hughton en la primera parte, fueron lo necesario para tumbar prácticamente a un Swansea que demostró lucha y coraje hasta el final.

Michu, por partida doble, y De Guzmán hicieron los tantos galeses, que no sirvieron de nada tras su mala primera parte. Los ‘swans’ sufrieron toda una pesadilla en el primer tiempo del encuentro, ya que los de Michael Laudrup vieron como los ‘canaries’ se adelantaban en el marcador y conseguían una diferencia de tres goles. Steven Whittaker haría el primer gol para el Norwich de un disparo dentro del área cuando apenas se habían jugado veinte minutos de encuentro. Ya al borde del descanso, los de Chris Hughton machacaron moralmente a los de Michael Laudrup. Bassong haría el segundo tanto para los visitantes al rematar a bocajarro un centro de Holt, quien posteriormente haría el cero a tres también de cabeza.

Tras el mazazo, los galeses salieron con otra mentalidad en la segunda parte, y Michu se encargó de acortar distancias al rematar un centro desde la banda de Ben Davies. Una reacción, la de los ‘swans’, que quedaría demostrada pocos minutos después con el segundo tanto. Jonathan De Guzmán volvería acercar a los suyos al Norwich. El canadiense remató de volea un despeje de la zaga de los ‘canaries’, y colocó el dos a tres en el marcador cuando todavía quedaban treinta minutos por jugarse.

Cuando más cerca estaban los de Laudrup del empate, apareció de nuevo la mejor versión de los ‘canaries’ reencarnada en Robert Snodgrass. El centrocampista consiguió anotar gracias a otra nueva asistencia de Holt, quien se convirtió en el hombre del partido para los de Hughton. Ya en el descuento, Michu volvería a anotar para los del Liberty Stadium, quienes vieron como su tardío despertar les costó el encuentro ante un rival directo y que lleva nueve partidos consecutivos sin perder.

 

Los errores de Stark condenan al Dortmund

La derrota del Dortmund se produjo de una manera curiosa, no sólo por varios errores de Stark, sino también porque en la primera parte el equipo de Jürgen Klopp jugó algunos de sus mejores minutos de la temporada.”Empezamos ganando, jugando mejor de lo que habíamos jugado nunca y tuvimos una fase en la que lo único que puede reprochársenos es no haber sentenciado el partido”, dijo Klopp.

Reus había abierto el marcador con un gol de falta, en el minuto, 6 y el Wolfsburgo no llegó a disparar a puerta hasta el minuto 36, en una jugada que estuvo precedida por un claro fuera de juego que no fue sancionado. El disparo pegó en la rodilla del defensa Marcel Schmelzer que estaba en la línea de gol pero Stark consideró que había habido mano, pitó pena máxima y expulsó del campo al jugador del Dortmund. “Esa jugada probablemente decidió el partido, tal vez hubiera habido otra historia si hubiéramos jugado once contra once”, dijo Klopp. “Ya durante el partido vi que no había sido mano y ,aunque lo hubiera, sido Marcel tenía los brazos pegados al cuerpo”, dijo Klopp tras ver la repetición en televisión. No obstante, Klopp evitó responsabilizar al árbitro de la derrota y dijo que probablemente la clave había sido un bajón en la segunda parte cuando, según él, el equipo pareció pagar tributo al esfuerzo que ha hecho en las últimas semanas con la doble carga de Bundesliga y Liga de Campeones.

El brasileño Diego marcó el penalti y cinco minutos después su compatriota Naldo hizo el segundo. El Dortmund apretó durante la segunda parte y logró el empate parcial con un gol de penalti de Jakub Blaszcykowski, pero el Wolfsburgo logró irse en ventaja por medio del holandés Bas Dost, que marcó a pase de Diego, que participó en las jugadas de los tres goles.

El Bayern sigue implacable en la Bundesliga

EFE  08/12/2012 18:24

El Bayern ha derrotado a domicilio al Augsburgo (0-2) -con goles de Thomas Müller de penalti, y de Mario Gómez– mientras que el Borussia Dortmund cayó en casa (2-3) ante el Wolfsburgo, en un partido marcado por un polémico arbitraje de Wolfgang Stark.

El Bayern, de penalti

El Bayern se encontró con un rival que se mostró bastante atrevido e intentó jugar hacia adelante y llegó a tener algunas buenas ocasiones, pero después del primer gol, el Bayern supo manejar el partido. El primer gol fue el penalti convertido por Müller en el minuto 40 ,que se produjo cuando Toni Kroos intentó hacerle un pase a Franck Ribery y el balón fue interceptado con la mano por un defensa del Augsburgo.

El segundo gol lo marcó Gómez -que sólo llevaba dos minutos en el campo- tras una pared con Ribery en el minuto 63.

 

El Arsenal vuelve a mostrar su mejor cara

Con el triunfo ante el West Bromwich, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea

El Arsenal mostró en la tarde de este sábado su buen juego ante un peleón West Bromwich, quien sólo pudo ver como los de Arsène Wenger marcaban desde el punto de penalti, ambos anotados por Mikel Arteta.

Los ‘gunners’ realizaron un gran juego desde el inicio del partido, y Gervinho tendría la primera oportunidad para los de Arsène Wenger, aunque su disparo se marchó demasiado cruzado. El Arsenal estuvo contantemente triangulando y buscando la espalda a la defensa local. Fruto de una jugada similar llegaría la ocasión que provocaría el primer gol. Santi Cazorla se internaría en el área y sería objeto de penalti, muy dudoso, por parte de Reid. Mikel Arteta sería el autor del primer gol al transformar la pena máxima.

Gervinho sería el hombre clave para los de Wenger en la primera parte y dos jugadas suyas estuvieron al borde de acabar en un nuevo tanto. La primera fue desaprovechada por Wilshere y en la segunda, Giroud no acertó de cara a puerta. Ya en la segunda parte, el marfileño tendría la primera ocasión clara para los de Wenger, pero no consiguió acertar nuevamente sobre la portería de Myhill.

Al igual que ocurriera en la primera mitad, los londinenses se encontrarían con otro penalti a favor, esta vez sin dudas, sobre Oxlade-Chamberlain. Mikel Arteta sería el encargado, nuevamente, de lanzar desde los once metros y hacer el dos a cero en el marcador de los ‘gunners’, quienes tocaban la victoria con la punta de los dedos. Ya al final del partido, Lukas Podolski tuvo en sus botas el tercer tanto tras una preciosa jugada de Jack Wilshere, aunque el alemán mandó el balón a las nubes. Con esta victoria, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea.

 

El Chelsea corto su mala racha con un gran Torres

Rafa Benítez sumó su primera victoria con el Chelsea al ganar 3-1 al Sunderland. Arsenal también ganó.

Fernando Torres prolongó su racha goleadora con un doblete ante el Sunderland (1-3) que dio la primera victoria en la Premier League a Rafa Benítez como técnico del Chelsea, en la decimosexta jornada, en la que el Arsenal salió airoso gracias a los dos tantos de penalti de Mikel Arteta.

Tras dos empates y una derrota, los ‘blues’ se reencontraron con el triunfo en la competición inglesa. Ha dejado correr el tiempo el Chelsea, aún distanciado del City y el United, líder del torneo, que se enfrentarán el domingo en el derbi de Manchester.

Michu, mientras tanto, ha cargado de razones a los agentes futbolísticos. Anotó dos goles más ante el Norwich. El Swansea perdió, pero el atacante español engordó sus números. Acumula doce tantos. Es el máximo goleador en solitario. Con dos de distancia respecto al holandés Robin Van Persie, del United, y el uruguayo Luis Suárez, del Liverpool, que entran en acción el domingo.

Torres está en racha. Al doblete que logró en la Liga de Campeones frente al Nordsjaelland, sumó un nuevo doble en el campo del Sunderland. La llegada de Benítez ha llenado de confianza al delantero español, que rentabiliza los minutos que le da su compatriota.

Torres ya vio puerta a los once minutos, al aprovechar un centro por la izquierda del belga Eden Hazard. En el tiempo añadido de la primera parte, transformó un penalti. Fue su segundo gol, el cuarto en dos partidos. Al inicio de la segunda mitad, Juan Mata sentenció el choque al firmar el tercero. Después, Adam Johnson hizo el del honor local.

El Chelsea, tercero, se sitúa a cuatro puntos del Manchester City y a siete del United.

 

Özil guía a un Real Madrid que aun no convence

El enorme talento del alemán, autor de dos tantos, sacó de un apuro al Madrid, al que Manucho hizo pagar con dos goles sus errores a balón parado. También marcó Benzema.

La genialidad de Özil es incontrolable y una bendición para el Real Madrid. El talento siempre es necesario, pero mucho más en épocas de crisis. A ese talento de Özil se agarró el Madrid para salir indemne en su visita al Valladolid. Un partido que el propio Madrid se había complicado por su incompetencia para defender las acciones a balón parado. De esa forma tan simple fue capaz el Valladolid de poner contra las cuerdas a su rival.

Necesitó el Madrid dos detalles de calidad de Özil, un futbolista siempre imprescindible, pero que se vuelve indispensable cuando el equipo camina cuesta arriba, para voltear el resultado. Un jugadón suyo acabó en el gol del empate poco antes de llegar al descanso, en una acción que marcó el desarrollo posterior del partido, y un magnífico lanzamiento de falta con esa zurda suya que es un guante significó el 2-3 definitivo. Pero hasta llegar ahí, el Madrid navegó entre la tormenta con serio riesgo de acabar a la deriva.

El Madrid es un equipo construido para afrontar grandes retos, pero ni siquiera se puede decir que esté a medio hacer cuando lo que toca es defender acciones de estrategia. Son errores tan incomprensibles como parece que irremediables. Estuvo cerca de arruinar su partido en Valladolid, y quién sabe si mucho más, por esa falta de contundencia cuando debió defender a balón parado. Quizá sea un problema de concentración o de predisposición, o de las dos cosas. Lo cierto es que es un mal enquistado que Mourinho no acierta a solucionar. Aprovechó Manucho esa alfombra roja que pone el Madrid a sus rivales en las acciones de estrategia para marcar dos goles a placer y dejar al rival en una situación muy comprometida.

El partido comenzó a dibujarse con el balón en los pies del Valladolid y el Madrid creando las ocasiones más claras, una tendencia que no tardó en invertirse. Sucedió cuando Manucho celebró su primer gol. Apenas se habían consumido ocho minutos y el angoleño remató solo en el área pequeña a la salida de un córner.

A esta generosidad del Madrid respondió con otra el Valladolid. Callejón aprovechó un error de Balenziaga en el pase y el resbalón de Valiente para regalar un pase de gol a Benzema.

En este intercambio de regalos surgió Manucho para celebrar su segundo gol. Ebert sacó un córner y el delantero angoleño marcó de cabeza. Falló Ramos, que marcó por detrás a Manucho y sólo pudo ver cómo éste remataba a placer. Tampoco estuvo acertado Casillas, que no fue a buscar un balón que bien podría haber sido suyo.

A partir de ahí el Madrid se quedó con el balón, pero sin mostrar ninguna profundidad ante un Valladolid ordenado y bien plantado, que controló la situación hasta que surgió Özil, que reunió su talento con el de Benzema antes del descanso para firmar una jugada espectacular a la que puso el colofón del gol.

El encuentro se convirtió en un duelo ingobernable tras pasar por los vestuarios. Allí se quedó el canterano Nacho, que cumplió como lateral izquierdo titular y fue reemplazado por Di María. Callejón, que había ocupado el puesto del argentino en el once, se situó como lateral izquierdo, con Di María en el centro del campo por la derecha, Özil por la izquierda y Cristiano de enganche por detrás de Benzema.

No convencieron estos cambios a Mourinho, que dio un nuevo giro al equipo poco después. Retiró a Arbeloa, el otro lateral, para dar entrada a Modric. Pasó Ramos a la banda derecha y dejó su sitio en el centro de la zaga a Xabi Alonso, sorprendente pareja de Pepe, con Khedira y Modric delante de ellos.

Cuanto más descontrolado parecía el partido, más cómodo parecía el Madrid y más inseguro el Valladolid, que se libró del empate por un error del árbitro, Pérez Montero. Señaló un fuera de juego que no era de Ramos, quien terminó batiendo a Dani, pero bien es cierto que el colegiado ya había pitado.

Con los dos equipos sin saber muy bien qué dirección tomar surgió el enorme talento de Özil para decidir un partido sin rumbo. Y sin apenas tiempo para digerir el gol, Varane sustituyó a Benzema, en un nuevo giro táctico de Mourinho. El francés se situó como lateral derecho, recuperó Ramos su sitio en el centro de la defensa y Xabi Alonso volvió al centro del campo, con Cristiano como jugador más adelantado.

Así terminó de consumirse un encuentro cuyo desenlace sólo se entiende por la presencia de Özil en el campo.