El Sevilla humilla al Betis (5-1)

  • El conjunto sevillista ya vencía a los quince segundos
  • Reyes (2), Fazio (2) y Rakitic marcaron para el equipo local
  • Rubén Castro hizo el único gol del conjunto bético

El Sevilla borró al Betis en la primera mitad, en la que ganaba ya a los quince segundos, y ello le bastó para golear en un derbi que duró vivo solo el período inicial, en el que los locales basaron la goleada y lograron cuatro tantos.

En la segunda parte, los béticos, pese a jugar muchos minutos en inferioridad por la expulsión de Rubén Pérez, dominaron siempre pero con una cuesta ya muy difícil de superar ante un rival que lo había dicho todo.

Mazazo fuerte para los verdiblancos cuando muchos espectadores aún no se habían sentado. Sacó el Betis, el balón llegó a su portero, el canterano Adrián San Miguel, y cuando éste lo quiso jugar con un compañero lo interceptó José Antonio Reyes, quien lo fusiló cuando el reloj marcaba el segundo quince.

Los de José Miguel González ‘Míchel’ salieron como un león herido, a morder por allí donde se encontraba la pelota sin que los de Pepe Mel le cogiera la onda al choque ante el ímpetu de los del barrio de Nervión.

Así, a los cinco minutos, una falta del internacional Beñat Etxebarría sobre Iván Rakitic la botó el propio centrocampista croata para que el gigante argentino Federico Fazio, incorporado al ataque, conectara de cabeza al fondo de la portería visitante.

No se habían cumplido cinco minutos y el Sevilla ya ganaba por 2-0, pero pudo ser mucho peor para los intereses de los de Heliópolis dos minutos después, cuando Álvaro Negredo superó en su salida a Adrián y estuvo muy cerca de conseguir el tercero.

Al cuarto de hora se sacudió algo la presión el Betis y fue su hombre más adelantado, Rubén Castro, el que lo intentó ante el meta Andrés Palop, pero sin demasiado peligro.

Mel sacrificó en el centro del campo a José Alberto Cañas para, visto el resultado, poner más potencia en el ataque, pero ello también propició que el Sevilla encontrara más espacios y creara peligro a la contra.

Otro cabezazo de Fazio, a quien se le fue el balón alto, y otro remate de Reyes, que abortó el portero bético sobre la raya del gol, fueron el preludio del tercer gol local. Una incursión por la derecha del lateral brasileño Alex Mendonça ‘Cicinho’, un remate de cabeza de Negredo al larguero y Reyes, atento en el rechace, puso el tercero poco después de rebasada la media hora de juego.

Centro del campo

El Betis, perdido en el centro del campo, y con muchas imprecisiones en la defensa, no encontró nunca el norte ante un adversario al que parecía le iba la vida en el encuentro y que poco antes del descanso encontró el premio del cuarto gol, otra vez de Fazio y otra vez de cabeza.

Poco se esperaba ya de la segunda parte, porque se hacía impensable de que el Betis remontar cuatro goles, que bien pudieron ser algunos más en el primer período, aunque el visitantes lo intentaron y desde la reanudación quisieron llevar el mando.

Beñat, con balones colgados área en jugadas de estrategia, fue la principal arma de los suyos ante un Sevilla que se conformó con controlar bien la defensa y que el tiempo pasara sin demasiados sobresaltos.

Al cuarto de hora el Betis se quedó con diez futbolistas sobre el terreno por laexpulsión de Rubén Pérez tras ver dos tarjetas amarillas en cinco minutos, aunque su equipo, en inferioridad, logró poco después marcar en un remate de Rubén Castro, un gol denominado del honor porque no hubo más hasta el final, sólo el quinto tanto del Sevilla, obra de Rakitic en la prolongación.

Anuncios

El Atlético de Madrid vence en Granada y sigue a tres puntos del Barcelona

El Atlético de Madrid se impuso este domingo con apuros en el terreno del Granada (16º) por 1-0, jugando los últimos veinte minutos con diez hombres, tras la expulsión del centrocampista Mario Suárez, y sigue segundo a tres puntos del líder Barcelona, tras la duodécima jornada.

El FC Barcelona continúa como líder invicto tras su triunfo del sábado en el Camp Nou contra el Zaragoza (3-1), con un doblete de Leo Messi, y mantiene a ocho puntos al Real Madrid, tercero, que se impuso con facilidad al Athletic Bilbao (5-1).

Un gol del turco Arda Turan (61), tras una jugada en la que participaron en el joven Koke y el brasileño Diego Costa, que entraron ambos en el segundo período, permitió al Atlético de Madrid ganar un partido complicado.

Costa inició el contragolpe, cedió a Koke, quien centró al segundo palo, donde Turan solo tuvo que empujar la pelota, en un partido en que no pudo marcar el colombiano Radamel Falcao.

En el primer período, los visitantes sufrieron frente al equipo andaluz, que lanzó un disparo al poste por medio del rumano Gabriel Torje (35).

Tras quedarse con diez jugadores como consecuencia de la segunda tarjeta amarilla recibida por Mario Suárez en el minuto 70, los madrileños tuvieron el mérito de saber defender su ventaja.

“En el primer tiempo nos ganaron en todo. No tuvimos ocasiones claras. La presencia de Diego Costa en el segundo tiempo nos generó más posibilidades de salir con la pelota. Koke y Arda pudieron resolver una jugada de contragolpe”, afirmó el técnico argentino del Atlético, Diego Simeone.

Por fin reapareció el Campeón, Real Madrid 5-1 Athletic Bilbao

El Madrid sobrevive a los ya habituales incendios semanales que se monta solo en casa con actuaciones muy profesionales en el césped. El domingo pasado se pegó un homenaje de casta bajo la tormenta en Valencia. Y a este mustio Athletic, con una depresión de caballo, le pegó un manotazo y siguió en la carrera silenciosa. El Madrid quiere. Es el campeón y, aunque el Barça está a una distancia considerable, se ha propuesto llevarlo con constancia. Lo está consiguiendo. Será una persecución discreta hasta que el primer descuido del Barcelona provoque el ruido. Al menos, eso es lo que sueña el Madrid. Su victoria ante el Athletic, con Benzema cinco estrellasModric y Xabi al mando (tal vez la actuación más convincente del croata desde que llegó al Madrid) y Ramos imperial, fue de una facilidad extrema.

Es evidente que el Athletic, un fantasmase dejó la estrella en Bucarest. En las dos finales de mayo le abandonaron las musas, el físico y los jugadores. Y la idea. Perdido Javi Martínez camino de Múnich, poco utilizado Llorente, definitivamente no hay quien reponga a un Athletic entregado, muy poca cosa en los grandes estadios: ha perdido en sus últimas dieciséis visitas al Camp Nou y el Bernabéu (ocho y ocho, respectivamente). Al Madrid no le hizo falta ni oler la sangre. Estaba advertido. Salió a por los disminuidos leones que, al primer soplido, con el gol de Aurtenetxe en propia puerta después de un excelente pase de Modric y un control de escuela de Benzema, se derrumbaron lastimosamente. El Athletic no está para estos desafíos.

A la media hora no había pleito. Letal a balón parado,Ramos hizo el 2-0 de cabeza. El fino Özil le puso una pelota limpia, impecable pierna izquierda. Benzemamarcó el tercero en una maniobra de delantero grande, con un talento especial. Una media vuelta que tuvo un poco de pivote de fútbol sala, pongamos Fernandao, y otro poco de gesto taurino. Un ejercicio de ingenio. No había Athletic, no había partido. Resulta incomprensible ver cómo se ha desvanecido la idea de Bielsa, una de las apariciones más celebradas en la Liga en los últimos tiempos. A día de hoy, el Athletic no le tiene fe a nada. Viéndolo, está para compadecerse de él. Parece incurable. Ibai, antes del descanso, le puso maquillaje. Pero era difícil pensar que el 3-1 tendría algún tipo de incidencia en el partido.

La herida pudo ser más leve si Teixeira Vitienes (II) hubiese visto una mano de Coentrao en el área nada más empezar la segunda parte. Pero hubiese sido una anécdota. Al minuto, Özil la convirtió en anécdota a hizo el cuarto después de una asistencia de Benzema, sublime. El francés se hubiese jugado dos partidos seguidos, estaba con ganas. Luego marcó Khedira, que así dio brillo a su reaparición. Se fue entre ovaciones Benzema después de un partido grande y el Bernabéu coreó el nombre de Morata (casi marca) para agradecerle los servicios prestados en el Ciutat de Valencia. Para trocear al Athletic, al Madrid, como a esta crónica, no le resultó necesario ni recurrir a Cristiano.

El Barca se agarra de Messi

Dos goles (17 en Liga) y una asistencia del argentino desequilibran un partido en el que el Zaragoza fue a remolque pero en el que se mantuvo a flote. Regresó la pareja Puyol-Piqué.

El Barcelona sigue sin hilar versos pero su prosa equivale a 34 puntos sobre 36 posibles. Doce partidos, once victorias y el empate del Clásico. Amasa botín mientras el mundo debate su retocado estilo y sus picos de nivel. Y lo hace por una serie de razones que corona Leo Messi, arma de destrucción masiva que ni descansa ni se cansa y que parece hecho de fútbol, de la F en la cabeza a la L en los pies. El juego le recorre la espina dorsal, fluye hasta cada terminación nerviosa. Le surge: fácil, instintivo, dulce. Messi es la diferencia casi siempre que juega el Barcelona, siempre que no lo hace en su versión orquestal, la que no termina de aparecer en esta Liga de, paradoja o síntoma, los 34 puntos de 36.

Messi fue la brújula de un partido de sensaciones por lo demás neutras, igualado en muchas cosas menos en el talento descomunal del jugador que le puso nudo y desenlace al guión con dos goles y una asistencia. AlZaragoza le ha marcado 13 en otros tantos partidos pero no debería afligirse el equipo maño porque no es nada personal, su destino es el de tantos, ser un escalón más en la ascensión del mejor jugador ¿de siempre? al Olimpo del fútbol. En los doce partidos de esta Liga ha marcado 17 goles, más que quince equipos. En 2012 acumula 78 y tiene a 7 el récord absoluto del Torpedo Müller, una de esas marcas que pensábamos de otra época hasta la llegada del artista experto en demoliciones. Al Zaragoza le llegó para competir y estar en partido casi hasta el final pero no para arañar puntos. Con un cuarto de hora jugado Messi aprovechó una combinación con Alba para saltarse con un control a toda la defensa rival y marcar con suavidad el 1-0. Antes de la media hora regateó entre tres defensas y sirvió el 2-1 a Song. Y a la hora de partido ahuyentó los malos augurios con una jugada que comenzó y finalizó tras abrir a Montoya, recibir el pase del lateral y colocar desde la frontal el balón junto al palo de un Roberto que pareció no hacer lo suficiente. Tampoco él tiene culpa: no leyó, apenas entendió el toque sutil, el dardo de seda que desequilibró el partido definitivamente.

Barcelona, de más a menos

Volvieron Puyol y Piqué, juntos por tercera vez en esta Liga y por primera vez en el Camp Nou en ocho meses. Song fue al medio por Busquets, sancionado, y Xavi e Iniesta lanzaron a Villa, Messi y Pedro. Con una alineación que sonaba de maravilla el Barcelona firmó veinte minutos de mucho nivel, se puso ante el espejo y se reconoció a un nivel que presagiaba una noche plácida que no lo fue tanto. Piqué ayudó en la salida, el equipo recuperó el balón muy rápido y zarandeó al Zaragoza con una banda izquierda irresistible: Alba acumulando kilómetros y Villa e Iniesta combinando con el lateral y con los apoyos de Xavi en la medular y Messi a partir de tres cuartos. Por ahí llegaron los dos primeros goles y por ahí respiró el partido hasta que el Zaragoza salió de la tumba. Y lo hizo a base de fútbol, con una imagen aseada y lúcida que explica su buen arranque de temporada. Apoño y Movilla movieron el molino, Aranda estableció una cabeza de puente en campo del Barcelona y el Zaragoza se cebó en su banda derecha, a la espalda de Alba. Llegó a empatar en un corner que remachó Montañés tras mal despeje de Montoya y se permitió discutir el dominio hasta el descanso y en la segunda parte, con chicha hasta que el 3-1 de Messi convirtió en cartón piedra un final de partido en el que al Zaragoza se le acabó la fe y el Barcelona pudo aumentar el castigo: Iniesta envío una rosca a la escuadra y  el incorporado Tello trabajó a conciencia una banda izquierda en la que formó con Alba una pareja supersónica.

A un Barcelona más aseado que brillante, que gobernó el partido a partir de las leyes de Leo Messi, le faltó presión durante muchos minutos y estabilidad defensiva a pesar de los brotes verdes que aportaron Puyol y Piqué. Encajó gol en otra acción a balón parado y no evitó cierta zozobra en las llegadas del Zaragoza. Iniesta, Xavi y hasta Song, mejor en el medio que en defensa, fueron de más a menos, y un inicio de categoría devino en triunfo funcionarial. Jugó al fútbol el Zaragoza y jugó al fútbol el Barcelona, entre la recuperación de sensaciones y la réplica de equivocaciones. Y en ese ecosistema, el del fútbol, gobernó el mejor de todos, ¿el mejor de siempre?, este Leo Messi de los 17 goles en Liga y los 78 en 2012. Es fútbol y en realidad no es algo tan complicado como a veces lo hacemos: el mejor marca la diferencia y el mejor juega en el Barcelona.

Soldado da los puntos a un inoperante Valencia ante el Espanyol

EFE| 17.11.2012 | 20:29h

Un penalti transformado por Roberto Soldado a dos minutos del final dio la victoria a Valencia en uno de sus peores partidos de la temporada, en el que el Espanyol no fue capaz de aprovechar la incapacidad de su rival para sacar el partido adelante, ya que manejó el balón, pero no creó peligro.

La jugada clave fue el penalti señalado a dos minutos del final por manos de Héctor Moreno, que fue muy protestado por los jugadores visitantes y que estuvo acompañado de la expulsión del propio defensa mexicano y de Sergio García.

El Valencia sólo dio señales de vida en el primer cuarto de hora de juego, pero con lo que mostraron unos y otros sobre el terreno de juego, el Espanyol no debió perder, aunque volvió a hacerlo en un estadio maldito en los últimos años, en los que la polémica siempre ha envuelto a sus ajustadas derrotas.

Los primeros minutos estuvieron marcados por las claras ocasiones del Valencia, que se aproximó a la meta espanyolista con peligro, ya que los jugadores locales se mostraron mucho más intensos que los visitantes en los compases iniciales del choque.

Fruto de esa mayor presencia del Valencia en el partido, llegó el 1-0 al aprovechar Jonathan Viera un rebote y batir de disparo colocado a Cristian Álvarez.

El Espanyol ofrecía una mejor imagen cuando sus jugadores tenían el balón de medio campo hacia adelante que cuando defendía, aunque poco a poco se entonaron atrás, al tiempo que el Valencia perdió el fuelle de los primeros minutos y sus llegadas empezaron a ser cada vez menos frecuentes a la meta del equipo catalán.

Sin que sus llegadas fueran claras, poco a pocoel Espanyol empezó a mostrar más potencial en ataque y fue capaz de aprovechar su opción para empatar a la media hora de juego en una acción de Verdú que remató Longo.

A partir de entonces, el Valencia no estuvo cómodo, tuvo dificultades en su juego de creación y el encuentro llegó al descanso con poco que reseñar, a excepción de las cuatro tarjetas vistas por los locales a pesar de que hasta entonces el partido no había tenido nada de especial en lo disciplinario.

El Espanyol fue un equipo más asentado que el Valencia al principio del segundo tiempo: tocó mejor el balón y creó más peligro que el Valencia, un equipo impreciso e incapaz de mantener el balón, que durante mucho minutos estuvo a merced de su rival.

El Valencia permanecía encerrado en su parcela y sin capacidad de respuesta ante un rival que se llevaba todos los balones divididos, lo que obligó al técnico local, Mauricio Pellegrino, a dar entrada a Banega y a Bernat para, al menos, conseguir que su equipo mandara en el encuentro.

El Espanyol no acompañaba su dominio de claridad en sus ocasiones, ya que sus disparos lejanos no creaban problemas a Diego Alves, pero tampoco pasaba apuros.

Parecía más cercano el 1-2 que el 2-1, sobre todo porque el Valencia era un equipo sin alma, hasta que en una acción aislada, a dos minutos del final, el árbitro, a instancias del asistente, consideró que Héctor Moreno hizo manos en un centro de Barragán.

Soldado marcó el 2-1 en una acción que se saldó con dos amonestaciones y dos expulsiones para el Espanyol, cuyos jugadores protestaron mucho la decisión arbitral, lo que castigó en exceso al equipo catalán, que en caso alguno mereció perder este partido y menos hacerlo con la crueldad con la que se le escapó el empate.

Empate estéril y sin goles entre Osasuna y Málaga

isco

Los navarros merecieron la victoria ante el conjunto de Pellegrini, que sigue sin reaccionar en la competición doméstica

EFE| 17.11.2012 | 18:42h

Osasuna y Málaga se anularon, no alteraron el marcador inicial y sumaron un empate que ni saca a los navarros del último puesto, ni acaba con la mala racha en Liga de los malaguistas.

Los navarros han podido conseguir la victoria por su trabajo, pero han sido incapaces de transformar en gol las oportunidades que han tenido ante Caballero, mientras que el Málaga ha logrado un punto gracias al buen trabajo de su portero en los minutos finales del partido.

El primer tiempo ha comenzado con dos oportunidades de gol pero el árbitro Estrada Fernández ha anulado el de cabeza de Kike Sola por estimar un fuera de juego a instancias de su auxiliar y, un minuto después, ha llegado la reacción visitante con un disparo raso de Portillo que Andrés Fernández ha desviado con la mano a saque de esquina.

Osasuna presionaba la salida de balón del Málaga con agresividad buscando robar balones y al equipo andaluz le costaba llegar al área navarra, pero el árbitro ha anulado un gol de Joaquín por fuera de juego, a centro de Eliseu desde la banda izquierda, y a la media hora de encuentro fue el portero local el que desbarató una ocasión visitante.

Mientras Osasuna buscaba el juego directo y le metía mucho ritmo al partido, el Málaga intentaba los pases interiores o los centros a la espalda de la defensa. Nano remataba alto de cabeza un balón de saque de esquina enviado por Lamah y Joaquín ponía a prueba al meta osasunista con una falta directa que el portero ha despejado de puños en el primer palo.

Poco después, ha sido Camacho el que ha recuperado un balón peligroso ante Kike Sola cuando éste enfilaba el área.

Los navarros han bajado el ritmo con el paso de los minutos cediendo metros y el dominio del balón ha pasado a los visitantes que han tenido en Joaquín el jugador más activo del Málaga en las dos bandas. El internacional ha forzado además una tarjeta amarilla a su marcador Damiá cuando se iba a meter dentro del área con balón controlado.

Tras el descanso, los locales han salido decididos a por el gol. Un centro de Lamah desde la banda izquierda lo remata de cabeza Kike Sola y obliga a intervenir a Caballero de manera decisiva evitando el gol y poco después, un disparo de Cejudo raso desde fuera del área lo atrapa el meta visitante.

La respuesta del Málaga ha llegado en un centro envenenado de Joaquín desde la derecha que no ha encontrado rematador.

Arribas ha estado muy cerca del gol al rematar de cabeza un lanzamiento de esquina, pero Caballero ha estado atento a desviar el esférico con la mano.

Aunque los rojillos han impuesto su mayor intensidad al partido, les faltaban ocasiones claras y así Kike Sola, en posición óptima de gol, no ha podido controla un centro de Lamah.

Los de Mendilibar lo han intentado una y otra vez ante un rival que esperaba su ocasión y con el paso de los minutos han notado el esfuerzo físico realizado.

Pese a ello, Kike Sola ha estado a punto de conectar un cabezazo a centro de Sisi desde la banda derecha y al Málaga le ha costado combinar con un Osasuna que salía al contraataque.

Con Santacruz por Saviola para dar más fuerza al ataque andaluz, y con unos minutos para los canteranos Torres y Oier, la mejor oportunidad del partido ha estado en las botas de Cejudo, que solo ante Caballero no ha podido superar al meta visitante, a siete minutos del final.

Osasuna ha apretado apurando el reloj con un Manuel Onwu que ha obligado a Caballero a una buena intervención en un tiro a bocajarro y un Cejudo que en el tiempo añadido ha disparado a la media vuelta sin acierto.

Cristiano: “Me siento mejor y espero volver al cien por cien”

cr7

Cristiano Ronaldo se pronunció por primera vez tras el codazo sufrido ante el Levante. Agradeció las muestras de apoyo en ‘Facebook’: “Gracias por los mensajes enviados”.

Cristiano Ronaldo se pronunció por primera después del codazo que recibió de David Navarro el pasado domingo. El delantero del Real Madrid lo hizo a través de su cuenta de ‘Facebook’. No entró en polémicas y únicamente quiso agradecer a sus seguidores el apoyo recibido y, a la vez, tranquilizarles sobre su estado de salud: “Gracias por los mensajes que me habéis enviado en los días pasados. Me siento mejor y espero volver al cien por cien”.

Cristiano adjuntó una fotografía en la que se ve el estado actual de su párpado izquierdo. Cristiano sigue en reposo ya que abandonó la concentración de la selección portuguesa porque había perdido visión y tenía mareos. Aun así, todo hace indicar que podrá jugar el próximo sábado.

Benzema: “No tengo intención de marcharme”

SOBRE EL POSIBLE INTERÉS DEL PARIS SAINT-GERMAIN

  • De su papel en Francia, cree que a veces “no son justas” algunas de las críticas por su mala racha goleadora.

    Benzema volvió a destacar el papel de Zidane en su adaptación al Madrid en una entrevista en TF1. “Ha sido como mi hermano mayor. Hablamos mucho, siempre antes de los partidos venía al vestuario a hablar un poco conmigo. Sé que le apetece mucho entrenar y hemos hablado de ello”, señala el madridista.

    Karim deja claro que se ve en el Madrid. “No tengo la intención de marcharme”, añade ante el posible interés del PSG. De su papel en Francia, cree que a veces “no son justas” algunas de las críticas por su mala racha goleadora.

Portugal libera a Cristiano, que sufre “mareos y trastornos”

cristiano

Según la Federación Portuguesa, sufre “un traumatismo craneofacial con herida en el párpado y el ojo. Tiene mareos, trastornos de la visión y dolores de cabeza”.

Portugal ha liberado a Cristiano Ronaldo del amistoso que la selección de Portugal jugará en Libreville ante Gabón. Después de ser explorado por los doctores de la Federación Portuguesa, Henrique Jones (uno de los doctores de la Federación) ha avanzado que el jugador no estará en el partido ante Gabón.

Según los médicos de la Federación portuguesa, sufre “un traumatismo craneofacial con herida en el párpado y el ojo. Tiene mareos, trastornos de la visión y dolores de cabeza. No tiene sentido exponerle a este viaje, porque en estas situaciones hay un período crítico de 72 horas”. explicó el doctor Henrique Jones.

Iniesta: “¿Amigo de Pepe? ¿Por qué no?”

pepe e iniesta

  • “Yo llegué al primer equipo en una situacion muy delicada, pero lo importante no es el momento, si no la politica que tengas con la cantera”, asegura

    Andrés Iniesta paso revista a la actualidad futbolística este lunes en Madrid, durante un acto publicitario, unas horas antes de verse con el resto de internacionales en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

    El partido del Real Madrid en Levante, rodeado de polémica, fue uno de los temas principales: “No vi la jugada del golpe a Cristiano. Estaba en casa con mi hija, pero si no siguió jugando es que fue una acción muy fuerte”.

    El manchego dio su opinión sobre la importancia que cada club da a la cantera. “Yo llegué al primer equipo en una situación muy delicada, pero lo importante no es el momento, si no la politica que tengas con la cantera y valorarla. Cuando se apuesta por el trabajo bien hecho, se gana”, dijo en el acto de presentación del smartphone Sony Xperia Go.

    Además, el futbolista del Barcelona dejó entrever que no guarda rencor a Pepe pese al cruce de declaraciones que tuvieron tras el último Clásico: “¿Amigo suyo? ¿Por qué no? Hubo un momento puntual en que dije lo que pensaba de él y ya está”.