El Arsenal vuelve a mostrar su mejor cara

Con el triunfo ante el West Bromwich, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea

El Arsenal mostró en la tarde de este sábado su buen juego ante un peleón West Bromwich, quien sólo pudo ver como los de Arsène Wenger marcaban desde el punto de penalti, ambos anotados por Mikel Arteta.

Los ‘gunners’ realizaron un gran juego desde el inicio del partido, y Gervinho tendría la primera oportunidad para los de Arsène Wenger, aunque su disparo se marchó demasiado cruzado. El Arsenal estuvo contantemente triangulando y buscando la espalda a la defensa local. Fruto de una jugada similar llegaría la ocasión que provocaría el primer gol. Santi Cazorla se internaría en el área y sería objeto de penalti, muy dudoso, por parte de Reid. Mikel Arteta sería el autor del primer gol al transformar la pena máxima.

Gervinho sería el hombre clave para los de Wenger en la primera parte y dos jugadas suyas estuvieron al borde de acabar en un nuevo tanto. La primera fue desaprovechada por Wilshere y en la segunda, Giroud no acertó de cara a puerta. Ya en la segunda parte, el marfileño tendría la primera ocasión clara para los de Wenger, pero no consiguió acertar nuevamente sobre la portería de Myhill.

Al igual que ocurriera en la primera mitad, los londinenses se encontrarían con otro penalti a favor, esta vez sin dudas, sobre Oxlade-Chamberlain. Mikel Arteta sería el encargado, nuevamente, de lanzar desde los once metros y hacer el dos a cero en el marcador de los ‘gunners’, quienes tocaban la victoria con la punta de los dedos. Ya al final del partido, Lukas Podolski tuvo en sus botas el tercer tanto tras una preciosa jugada de Jack Wilshere, aunque el alemán mandó el balón a las nubes. Con esta victoria, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea.

 

Anuncios

El Chelsea corto su mala racha con un gran Torres

Rafa Benítez sumó su primera victoria con el Chelsea al ganar 3-1 al Sunderland. Arsenal también ganó.

Fernando Torres prolongó su racha goleadora con un doblete ante el Sunderland (1-3) que dio la primera victoria en la Premier League a Rafa Benítez como técnico del Chelsea, en la decimosexta jornada, en la que el Arsenal salió airoso gracias a los dos tantos de penalti de Mikel Arteta.

Tras dos empates y una derrota, los ‘blues’ se reencontraron con el triunfo en la competición inglesa. Ha dejado correr el tiempo el Chelsea, aún distanciado del City y el United, líder del torneo, que se enfrentarán el domingo en el derbi de Manchester.

Michu, mientras tanto, ha cargado de razones a los agentes futbolísticos. Anotó dos goles más ante el Norwich. El Swansea perdió, pero el atacante español engordó sus números. Acumula doce tantos. Es el máximo goleador en solitario. Con dos de distancia respecto al holandés Robin Van Persie, del United, y el uruguayo Luis Suárez, del Liverpool, que entran en acción el domingo.

Torres está en racha. Al doblete que logró en la Liga de Campeones frente al Nordsjaelland, sumó un nuevo doble en el campo del Sunderland. La llegada de Benítez ha llenado de confianza al delantero español, que rentabiliza los minutos que le da su compatriota.

Torres ya vio puerta a los once minutos, al aprovechar un centro por la izquierda del belga Eden Hazard. En el tiempo añadido de la primera parte, transformó un penalti. Fue su segundo gol, el cuarto en dos partidos. Al inicio de la segunda mitad, Juan Mata sentenció el choque al firmar el tercero. Después, Adam Johnson hizo el del honor local.

El Chelsea, tercero, se sitúa a cuatro puntos del Manchester City y a siete del United.

 

Michu tumba al Arsenal

Dos goles del español, ‘Pichichi’ de la Premier, dieron la victoria al Swansea -El Chelsea de Benítez perdió en casa

EP / MADRID El Manchester City podría perder el liderato en favor del United tras empatar (1-1) en casa ante el Everton en la decimoquinta jornada de laPremier, mientras que Michu ha sido el héroe del Swansea con dos goles ante el Arsenal (0-2) y elChelsea de Rafa Benítez ha caído ante el West Ham United (3-1).

El City dejaba jugar al Everton y lo acabó pagando con un error en el despeje de Vincent Kompany, que servía un balón a su compatriota Marouanne Fellaini para que entrase como un toro e hiciese el primero en el marcador, tras un primer despeje de Joe Hart. El Everton conseguía despertar un encuentro que se hacía eterno.

A los locales les empezaba a entrar la prisa y llegaban insistentemente al área rival, donde Fellaini pasó de héroe a villano al cometer un penalti muy claro sobre el delantero bosnio Edzin Dzeko. Carlos Tévez asumió la pena máxima, engañando a Howard para colocarla en el centro. Fellaini intentó remendar su error con un remate de espaldas, pero Hart volvió a estar atento.

El City empezaba a tomar el peso del encuentro pero no conseguía asustar a los del Merseyside, ya que los generadores del juego, David Silva y Samir Nasri no conseguían recibir en posiciones de peligro. Las posesiones se ahogaban antes de acabar en la meta de Howard, salvo un peligroso disparo lejano de Maicon que despejó el estadounidense.

El nivel físico del City empezó a decaer, y los ataques no acababan en buen puerto, sorprendiendo a veces el Everton a la contra. Moratti apostaba por el talento de Ballotelli en los minutos finales. Una falta directa a favor de los visitantes botada por Jelavic estuvo a punto de colarse en la portería de no ser por Hart.

Por su parte, el encuentro entre el Arsenal y el Swansea galés (0-2), que llegó a alinear a cinco españoles en el campo, ha terminado con un héroe nacional, Miguel Michu, que decidió el encuentro con un doblete en los dos últimos minutos del encuentro.

El asturiano consigue su décimo gol en la Premier y le permite lograr a su equipo su segunda victoria consecutiva. Por su parte, el Arsenal cae al ecuador de la tabla, con 21 puntos, a cinco de los puestos que permiten jugar la Liga de Campeones, mientras que los galeses se sitúan a sólo tres de la cuarta plaza que mantienen los Spur, tras imponerse al Fulham.

Además, Rafael Benítez no está teniendo el mejor estreno posible en el club londinense y su equipo volvió a tropezar en el derbi ante el West Ham United, que había recibido el duro golpe de la lesión de su delantero estrella Andy Carroll, que se perderá dos meses de competición. Sin embargo, los de Upton Park plantearon un encuentro muy serio para ahogar a sus rivales.

La historia pudo ser muy distinta cuando Juan Mata adelantaba a los ‘blues’ en el marcador, haciendo bueno el servicio de Fernando Torres en una jugada que se inventaba Moses. El mismo extremo conseguía tras una excelente quiebro servir otro gran pase al goleador, pero esta vez apareció un magistral Jaaskelainen para mantener a su equipo en la lucha a cinco minutos del final del primer tiempo.

La reacción de los locales llegó pasada la primera hora de encuentro, con un polémico gol del delantero Carlton Cole, que cometió una clara falta sobre el defensa ruso Ivanovic, para rematar de cabeza y empatar el encuentro. Tan sólo cinco minutos después, Juan Mata, que pudo ganar él sólo el encuentro, estrelló un espectacular lanzamiento de falta directa en la cruceta.

Cuando sólo restaban cinco minutos del final, la grada estallaba en júbilo cuando el ex del Rayo Mohamed Diakité conseguía el tanto de la victoria golpeando con violencia un pase atrás de Cole. Minutos después, Ashley Cole entregó un pase a Maiga, que asistió a Mathew Taylor, para que Cech se luciera, pero el malí iba a aprovechar el rechace para sacarle los colores al Chelsea.
El Tottenham Hotspur del portugués André Villas Boas enlaza su tercera victoria consecutiva tras sumar tres importantes puntos en el siempre complicado estadio de Craven Cottage, del Fulham. Era un partido de especial interés por la vuelta del estadounidense Clint Dempsey a la que fue su casa durante seis temporadas.

El joven centrocampista brasileño Raniere Sandro inauguró el marcador en el minuto 55 con un disparo lejano desde más de treinta metros, que sorprendió a al australiano Mark Schwarzer. Minutos después, llegaron los minutos de oro del delantero Jermain Defoe, que conseguía un doblete en apenas dos minutos, aprovechando un regalo de Sigurdsson y otro de Dempsey (0-3).

Además, un gran remate del danés Daniel Agger tras un centro medido de Glen Johnson sirvió al Liverpool para ganar al Southampton (1-0), por lo que los ‘reds’ vuelven a ganar tras dos jornadas. De idéntico modo se impuso el Stoke City al West Bromwich Albion en su feudo, con Whitehead convirtiendo un buen pase de Geoff Cameron (0-1).

Por último, el Queens Park Rangers ha empatado en casa ante el Aston Villa, resultado que mantiene a los villanos fuera del descenso. Así, punto a punto, el Queens Park Rangers se mantiene en el farolillo rojo de la competición, sumando seis. Brett Hollman adelantaba al equipo visitante a los ocho minutos de partido, pero el compañero de equipo de Esteban Granero, que volvió a ser titular, James Mackie empató diez minutos después (1-1).

Arsenal goleó a Godoy Cruz en Sarandí

Arsenal de Sarandí, actual campeón del fútbol argentino, venció a Godoy Cruz de Mendoza 3-0, de local, en un encuentro correspondiente a la 16ta. fecha del Torneo Inicial de fútbol.

Los goles del conjunto que dirige Gustavo Alfaron fueron anotados por Emilio Zelaya (PT 5m.y ST 35m.) y Juan Pablo Caffa (ST 31m.), mientras que en la visita fueron expulsados Nicolás Sánchez y Jorge Curbelo, a los 22 y 30 de la parte final, respectivamente.

Con el tirunfo, Arsenal, que acumuló su segunda victoria consecutiva después de vencer el miércoles pasado a Tigre 1-0, de visitante, por la 15ta fecha, suma 22 puntos y se acomoda en puestos de mitad de tabla.

Del otro lado, Godoy Cruz sigue sin levantar cabeza, sumó el séptimo partido sin triunfos (River Plate 0-5, San Lorenzo 0-0, Colón 1-1, Newell´s Old Boys 1-1, Vélez 1-2 y Racing 0-1) y suma 19 unidades.

Arsenal fue práctico, se puso en ventaja rápido y controló el partido con orden defensivo para no pasar sobresaltos y pudo haber aumentado de contraataque.

El gol local llegó después de un centro pasado de Carlos Carbonero desde la derecha, que Pablo Lugüerico cabeceó al medio para que Zelaya también de cabeza anotara el gol.

El conjunto local tuvo un par de situaciones claras en el primer tiempo para aumentar el marcador en los pies de Zelaya y Lugüercio pero fallaron en la definición.

En la segunda parte, el equipo que dirige Omar Asad salió decidido en busca del empate y tuvo una chance con Mauro Obolo pero no pudo ante Cristian Campestrini.

Luego, llegaron las expulsiones en la visita y el partido se hizo más fácil para Arsenal que amplió la ventaja después de un preciso tiro libre de zurda de Caffa que se metió en el ángulo izquierdo de Sebastián Torrico y luego con un disparo de derecha de Zelaya.

En la próxima fecha, Arsenal visitará a Quilmes mientras que Godoy Cruz visitará a Tigre.

Arsenal 5-2 Tottenham… ‘Gunners’ se redimen en el Derbi

Los “Spurs” jugaron más de 70 minutos con 10 jugadores

El Arsenal se redimió hoy del irregular inicio de temporada con una “manita” ante su afición en el Derbi del norte de Londres ante el Tottenham Hotspurs (5-2), que jugó más de 70 minutos con 10 jugadores.

Después de dilapidar una ventaja de dos goles ante el Fulham en la última jornada, el Arsenal no dejó escapar los tres puntos de un derbi que llegaba con ambos equipos en horas bajas y que terminó con el idéntico resultado al de la temporada pasada y con los “Gunners” superando a su eternos rivales en la tabla de la Premier.

El partido empezó mal para los locales, que se vieron abrumados por la avanzada presión del Tottenham y a los diez minutos encajaron un gol del togolés Emmanuel Adebayor, ex del Arsenal, tras aprovechar un rechace en el área pequeña.

Sería la primera y casi la última aparición del africano en el encuentro que pocos minutos después fue expulsado con roja directa por una dura entrada al español Santi Cazorla, acción que cambió radicalmente el guión del encuentro.

Con superioridad numérica, el Arsenal empezó a jugar a placer en el medio del campo, aprovechando la movilidad de sus jugadores ofensivos y la velocidad del inglés Theo Walcott, una auténtica pesadilla para la zaga de los “Spurs”.

De sus botas nació el gol del empate. El extremo inglés se zafó sin problemas de su defensor, el joven Kyle Naughton, y lanzó un preciso centro hacia el alemán Per Mertesacker, que ejecutó un impecable cabezazo para enviar el balón en la escuadra del arco rival, lejos del alcance del portero francés Hugo Lloris.

El Arsenal siguió su acoso a la meta rival y lanzó serios avisos con dos cabezazos de Olivier Giroud que salvó Lloris con magníficas intervenciones y un chute lejano de Cazorla que se fue rozando el larguero.

La insistencia de los “Gunners” tuvo premio a tres minutos del descanso cuando el alemán Lukas Podolski recibió el balón cerca del punto de penalti y con un chute que rebotó en el francés William Gallas consiguió el segundo tanto para su equipo.

Con el Tottenham malherido, el Arsenal olió la sangre y no dudó en apuntillar a sus vecinos antes de ir al vestuario. Tras una gran jugada individual, Cazorla encontró a Giroud dentro del área quien, rodeado de defensas, envió de nuevo el balón al fondo de la red.

Tras el descanso, el técnico portugués André Villas-Boas dio entrada a Clint Dempsey y apostó por una defensa de tres con la que el Tottenham empezó a poner cerco a la portería del polaco Wojciech Szczesny.

El valiente esquema de los “Spurs” dejaba muchos espacios en defensa, circunstancia que aprovechó el Arsenal para sentenciar el derbi a la hora de juego con una rápida combinación entre Walcott y Podolski que culminó Cazorla con su primer gol en el Emirates.

A pesar del abultado resultado, el Tottenham no giró la cara al encuentro. El galés Gareth Bale acortó distancias en el minuto 71 tras un magnífico eslalon entre defensas “Gunners” y a punto estuvo de repetir la hazaña en un rápido contraataque por la izquierda.

El Arsenal contuvo el ímpetu de los “Spurs” en la recta final y, además, regaló un último gol a su eufórica afición, esta vez obra de Walcott, que sirvió para emular el resultado conseguido en el derbi de la temporada pasada.

[EFE]

El Arsenal no funciona

arsenal no funciona

El equipo de Wenger empata ante el Fulham en casa (3-3) y sigue perdiendo puntos. Arteta falló un penalti en el descuento. Giroud hizo dos goles.

El Arsenal no pasó del empate en el Emirates y se descuelga de la parte alta de la Premier tras el tropiezo ante el Fulham (3-3), donde la fortuna fue esquiva con el español Mikel Arteta, que marró un penalti en la última jugada del partido.

El West Bromwich, por su parte, reafirmó su condición de equipo revelación del curso. Ganó en el campo del Wigan (1-2) y sigue instalado en la cuarta posición, solo superado por el Manchester City, el Chelsea y el líder, el Manchester United, aún con sus partidos de la undécima sesión pendientes.

El conjunto de Arsene Wenger suma su tercer encuentro sin ganar. Tras perder en la Liga ante el Manchester United y empatar frente el Schalke en la Liga de Campeones (2-2), fue incapaz de reconducir su situación ante una de las revelaciones de la competición, el Fulham.

Arteta tuvo en sus botas la posibilidad de cambiar el devenir de su equipo. Lanzó un penalti en el tiempo añadido que hubiera supuesto el triunfo del conjunto londinense. Pero el meta visitante Mark Schwarzer evitó el momento de gloria para el centrocampista español.

Y eso que el choque se puso de cara para el Arsenal, que a los 23 minutos disponía de una ventaja de 2-0 con los goles del francés Olivier Giroud, tras acción de Theo Walcott y del alemán Lukas Podolski, que finalizó un centro de Arteta.

El búlgaro Dimitar Berbatov lideró la reacción visitante. A la media hora acortó diferencias después de una jugada del costarricense Bryan Ruiz y a cinco minutos del descanso gestó la acción que supuso el empate, marcado por el sueco Alex Kacaniklic.

Ya en la segunda parte, Berbatov, de penalti, adelantó a los visitantes aunque un minuto después, en el 68, la sociedad entre Giroud y Walcott reapareció para establecer la igualada, con el segundo tanto del galo.

El Everton prolongó su buen momento y dio la vuelta a la ventaja inicial del Sunderland, que llegó al borde del descanso con el tanto de Adam Johnson a centro de Craig Gardner. El cuadro de Liverpool necesitó solo dos minutos para revertir la situación. Primero, en el minuto 77 con el gol del belga Marouane Fellaini, a centro de Steven Naismith, que dos después gestó la acción del gol del croata Nikica Jelavic.

Mientras el Arsenal es séptimo, el Everton se aferra a la quinta plaza, a tres puntos del West Bromwich, que jornada tras jornada se reafirma como sorpresa del curso. Ganó en el campo del Wigan del español Roberto Martínez (1-2). Antes del descanso ya tenía encarrilado el triunfo el equipo del escocés Steve Clarke. A la media hora, James Morrison, tras jugada de Chris Brunt, marcó el primero. Gary Caldwell, en propia puerta, amplió la renta visitante. Al borde del intermedio, el marfileño Arouna Kone aprovechó un pase del argentino Franco Di Santo para acortar distancias para el Wigan, que fue incapaz de evitar el triunfo visitante.

El Stoke City aprovechó las carencias del Queens Park Rangers de Esteban Granero para sumar tres puntos y tomarse un respiro (1-0). El gol de Charlie Adam tras una jugada de Peter Crouch dio el triunfo al cuadro local.

El Southampton permanece como colista a pesar del punto sacado en la visita del Swansea (1-1), que a falta de un cuarto de hora se llevó un punto tras empatar la ventaja inicial de su rival, obtenida con el gol de Morgan Schneiderlin. Nathan Dyer marcó el gol de la igualada para el conjunto del danés Michael Laudrup. El Reading y el Norwich empataron sin goles.