El Arsenal vuelve a mostrar su mejor cara

Con el triunfo ante el West Bromwich, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea

El Arsenal mostró en la tarde de este sábado su buen juego ante un peleón West Bromwich, quien sólo pudo ver como los de Arsène Wenger marcaban desde el punto de penalti, ambos anotados por Mikel Arteta.

Los ‘gunners’ realizaron un gran juego desde el inicio del partido, y Gervinho tendría la primera oportunidad para los de Arsène Wenger, aunque su disparo se marchó demasiado cruzado. El Arsenal estuvo contantemente triangulando y buscando la espalda a la defensa local. Fruto de una jugada similar llegaría la ocasión que provocaría el primer gol. Santi Cazorla se internaría en el área y sería objeto de penalti, muy dudoso, por parte de Reid. Mikel Arteta sería el autor del primer gol al transformar la pena máxima.

Gervinho sería el hombre clave para los de Wenger en la primera parte y dos jugadas suyas estuvieron al borde de acabar en un nuevo tanto. La primera fue desaprovechada por Wilshere y en la segunda, Giroud no acertó de cara a puerta. Ya en la segunda parte, el marfileño tendría la primera ocasión clara para los de Wenger, pero no consiguió acertar nuevamente sobre la portería de Myhill.

Al igual que ocurriera en la primera mitad, los londinenses se encontrarían con otro penalti a favor, esta vez sin dudas, sobre Oxlade-Chamberlain. Mikel Arteta sería el encargado, nuevamente, de lanzar desde los once metros y hacer el dos a cero en el marcador de los ‘gunners’, quienes tocaban la victoria con la punta de los dedos. Ya al final del partido, Lukas Podolski tuvo en sus botas el tercer tanto tras una preciosa jugada de Jack Wilshere, aunque el alemán mandó el balón a las nubes. Con esta victoria, el Arsenal rompe su mala racha y se recupera del batacazo de la semana pasada ante el Swansea.

 

El Chelsea corto su mala racha con un gran Torres

Rafa Benítez sumó su primera victoria con el Chelsea al ganar 3-1 al Sunderland. Arsenal también ganó.

Fernando Torres prolongó su racha goleadora con un doblete ante el Sunderland (1-3) que dio la primera victoria en la Premier League a Rafa Benítez como técnico del Chelsea, en la decimosexta jornada, en la que el Arsenal salió airoso gracias a los dos tantos de penalti de Mikel Arteta.

Tras dos empates y una derrota, los ‘blues’ se reencontraron con el triunfo en la competición inglesa. Ha dejado correr el tiempo el Chelsea, aún distanciado del City y el United, líder del torneo, que se enfrentarán el domingo en el derbi de Manchester.

Michu, mientras tanto, ha cargado de razones a los agentes futbolísticos. Anotó dos goles más ante el Norwich. El Swansea perdió, pero el atacante español engordó sus números. Acumula doce tantos. Es el máximo goleador en solitario. Con dos de distancia respecto al holandés Robin Van Persie, del United, y el uruguayo Luis Suárez, del Liverpool, que entran en acción el domingo.

Torres está en racha. Al doblete que logró en la Liga de Campeones frente al Nordsjaelland, sumó un nuevo doble en el campo del Sunderland. La llegada de Benítez ha llenado de confianza al delantero español, que rentabiliza los minutos que le da su compatriota.

Torres ya vio puerta a los once minutos, al aprovechar un centro por la izquierda del belga Eden Hazard. En el tiempo añadido de la primera parte, transformó un penalti. Fue su segundo gol, el cuarto en dos partidos. Al inicio de la segunda mitad, Juan Mata sentenció el choque al firmar el tercero. Después, Adam Johnson hizo el del honor local.

El Chelsea, tercero, se sitúa a cuatro puntos del Manchester City y a siete del United.