Schiavi: “defendería la camiseta de Boca toda la vida”

El defensor, próximo al retiro de la actividad profesional, afirmó que no se sacaría nunca la camiseta porque le queda “pintada”

BUENOS AIRES.- El defensor Rolando Schiavi, próximo al retiro de la actividad profesional, afirmó hoy que “defendería la camiseta de Boca toda la vida”.

En su cuenta de Twitter, Schiavi, de 39 años, escribió al igual que la semana pasada un mensaje melancólico por su inminente despedida del club, con el que obtuvo, entre otros títulos, las ediciones 2001 y 2003 de la Copa Libertadores.

“No me la sacaría nunca, aparte me queda pintada”, bromeó el marcador central, que jugó para Boca 251 partidos.

La dirigencia del club, que ayer lo distinguió con una plaqueta antes del clásico con Racing, pretende retenerlo seis meses más, pero Schiavi reafirmó que su retiro se producirá en dos fechas, al término del torneo Inicial.

Su último partido será en “La Bombonera” ante el Godoy Cruz de Martín Palermo, que a partir del año próximo lo incorporará como colaborador de su cuerpo técnico.

El plantel de Julio César Falcioni gozó hoy de un día libre, luego de la victoria  ante Racing por la 17ma. fecha del torneo Inicial y retornará mañana en horario matutino a las prácticas con vistas al duelo ante Arsenal de Sarandí. (Télam)

Anuncios

Boca ganó y piensa más en la Copa que en el Inicial

El Xeneize superó claramente a Racing por 3-1 y quedó a 5 puntos de Vélez, con seis por jugarse. El objetivo más cercano es asegurarse un cupo en la Libertadores 2013. Dos golazos de Paredes, la figura.

Domingo, 25 de noviembre de 2012 – Boca Juniors produjo este domingo su trabajo más sólido en lo que va del Torneo Inicial y logró en su cancha un claro 3-1 sobre el Racing Club al que dejó prácticamente eliminado en la competencia por el campeonato.

Leandro paredes, autor de dos goles, se llevó todos los aplausos, pero lo cierto es que Boca fue un equipo sin fisuras, muy seguro en su juego y con otras destacadas respuestas individuales como las de Rolando Schiavi y Cristian Erbes.

Racing había comenzado el partido dando pruebas de sus posibilidades, pero le faltó claridad en el área del adversario y pagó caro precio a sus debilidades defensivas, ya que su zaga central nunca terminó de acomodarse en la cancha, además de quedar desprotegida por las flaquezas en la zona de volantes.

Se trató de un primer tiempo atrayente, pero Boca fue más preciso y directo en los últimos metros de cancha y por eso sacó ventaja clara.

A los 12 minutos, Matías Caruzzo conectó con un muy buen cabezazo un córner servido por Paredes desde la derecha y colocó la pelota en el ángulo superior izquierdo, lejos del alcance de Sebastián Saja, para poner el 1-0.

Dos minutos más tarde otro cabezazo del defensor salió muy cerca del ángulo opuesto.

Boca volvió a llegar en el minuto 24 con un remate de Walter Erviti cruzado desde la izquierda que produjo un rebote y terminó en tiro de esquina y con un zurdazo de Guillermo Fernández levemente desviado sobre palo izquierdo a los 27.

Racing producía insinuaciones con algunas salidas rápidas y con las apariciones de Adrián Centurión, más de una vez tratado con dureza por los dos laterales, pero en definitiva el riesgo más concreto para Agustín Orion lo generó un zurdazo de Iván Pillud desde fuera del área, a los 35 minutos, que el arquero contuvo bien sobre su izquierda.

Cuando se jugaban 37 minutos, Paredes recibió la última descarga de una muy buena combinación con Nicolás Colazo, se fabricó el espacio y con un remate fuerte y bajo de derecha que pasó por debajo del cuerpo de Saja estableció el 2-0.

En el comienzo del segundo período el xeneize cedió la pelota y Racing se adelantó en el terreno, pero el equipo local siguió llegando mejor y estuvo cerca del tercero con un remate apenas alto de Lautaro Acosta a los 6, un cabezazo desviado del uruguayo Santiago Silva a los 8 y otro disparo de Acosta por encima del travesaño a los 19.

La Academia empezó a crecer con el ingreso de Mauro Camoranesi, porque encontró circulación de pelota más profunda y contó con dos oportunidades seguidas, a los 22 con un balón que cruzó Pillud y al que por poco no llegó Luciano Vietto y un minuto después por un córner de Camoranesi que desvió Gabriel Hauche y salvó Orion anticipándose a Vietto.

En el mejor momento del conjunto visitante llegó el tercer gol de Boca. Sobre el minuto 25, hubo un tiro libre recto al arco ejecutado estupendamente por Paredes, quien puso el esférico en el ángulo superior izquierdo.

Así quedó definido el cotejo y Boca estuvo cerca de aumentar a los 31, con un remate de Acosta en el travesaño.

Sobre los 38 Centurión le ganó a Sosa por izquierda, su remate lo desvió Orion y Hauche de cabeza descontó.

El elenco de Luis Zubeldía estuvo a punto de ponerse 2-3 sobre el final con un cabezazo de Vietto sobre el palo izquierdo y dejó la sensación de que si los que entraron en el segundo capítulo hubieran estado desde antes en la cancha el destino podía haber sido otro, pero lo cierto es que Boca fue superior y ganó sin objeciones.

Boca gano en Liniers y todavía sueña con el titulo

Sin merecerlo venció a Vélez por 1-0 con un gol de Silva y se mantuvo en zona de clasificación a la Libertadores. La derrota del equipo de Gareca le da una oportunidad a Lanús de llegar a la punta. Para eso deberá ganarle el lunes a Belgrano, en Córdoba.

Boca le puso el picante que el Torneo Inicial necesitaba para el final. En Liniers le ganó 1-0 al líder Vélez, por la decimosexta fecha y también se ilusiona con entrar en la Copa Libertadores y pelear por el título. Santiago Silva hizo el gol del equipo de Falcioni, que se pone a cinco puntos del Fortín. Este lunes, Lanús puede alcanzar la cima si vence a Belgrano en Córdoba.

El partido comenzó con buen ritmo. Pero de a poco, Vélez fue haciéndose más firme en la mitad de la cancha y con la conducción Federico Insúa comenzó a llegar mejor. A los 11 minutos, una buena acción que comenzó Emiliano Papa y continuó el Pocho, siguió con la aparición de Lucas Pratto por izquierda, el delantero la cruzó y por muy poco no alcanzó a conectar Facundo Ferreyra frente al arco.

Después la tuvo Fernando Tobio con un cabezazo en las manos de Agustín Orion y un minuto más tarde, Insúa peleó y ganó una pelota dentro del área, movió hacia la derecha y el zurdazo cruzado de Ferreyra resultó apenas desviado.

Boca iba a tener la más clara a los 30 y no la iba a dejar pasar. Después de un tiro de esquina, Leandro Paredes recogió un rechazo, cruzó hacia el medio, se produjo un doble rebote y la pelota quedó para Silva, quien de zurda puso al equipo de Falcioni en ventaja.

El gol fue un gran impacto para Vélez, que desde entonces perdió precisión y ya no tuvo la lucidez de antes en Insúa y hasta el final de la etapa no volvió a inquietar a Orion, mientras que Boca se conformó con mantener el partido lejos de su arco y no pudo aprovechar algunos espacios que se le abrieron para llegar de contraataque.

Vélez salió decidido a atacar en la segunda parte, mientras que Boca bajó muchos metros con la intención de aprovechar las réplicas y esas posturas no se modificaron hasta el final del cotejo. A lo largo de los 45 minutos finales, el local acumuló ocho llegadas claras contra una sola de Boca. Aunque en el último segmento del juego, después de la salida de Insúa, el puntero chocó mucho en los últimos metros de cancha, resulta difícil explicar cómo no llegó al gol.

Boca resistió y la única vez que pudo hilvanar acertadamente una réplica fue sobre la media hora, cuando un remate de Guillermo Fernández fue desviado dificultosamente por el uruguayo Sebastián Sosa.

Así se llegó al epílogo de un encuentro que se llevó el que menos hizo y dejó con las manos vacías al que, aún con limitaciones, buscó desde el principio hasta el final. El campeonato está más lindo que nunca.