El Celta derrota al Madrid pero lo deja con vida para la vuelta

MADRID (EFE).- El Celta dejó en evidencia al Real Madrid, que salió derrotado del estadio de Balaídos, aferrado a un gol postrero de Cristiano Ronaldo y a la vuelta, en el estadio Santiago Bernabeu, para lograr la clasificación para los cuartos de final de la Copa del Rey

Cristiano Ronaldo maquilló una noche negra en Balaídos (2-1). Marcó a cuatro minutos del final y alentó el panorama copero, negro minutos antes, con un 2-0 en contra a causa de los goles de Mario Bermejo y de Cristian Bustos, que dejaron en evidencia al conjunto de Jose Mourinho.

El tanto del luso alivió al Madrid, abocado a dar la vuelta a la situación en el Santiago Bernabeu para no despedirse de la competición.

Anuncios

El PSG golea al Valenciennes con triplete de Ibrahimovic y queda segundo en la tabla

PARÍS, Francia – París Saint-Germain goleó 4-0 en desplazamiento al campo de juego del Valenciennes (5º), en la 17ª fecha de la Liga 1 de fútbol francesa, con un triplete del sueco Zlatan Ibrahimovic y otro gol del argentino Ezequiel Lavezzi, y quedó segundo de la tabla de clasificación.

‘Ibra’ anotó en los minutos 28, 49 y 54, y Lavezzi en el 82. De esta manera, el artillero nórdico de origen balcánico lidera la tabla de máximos goleadores del torneo con 17 tantos, muy despegado del resto.

El equipo del italiano Carlo Ancelotti parece haberse recuperado por completo de su derrota en Niza (2-1) antes de recibir, el sábado en el Parque de los Príncipes, nada menos que al puntero Lyon.

Con el triplete de Ibrahimovic, con 32 dianas el PSG es el equipo más goleador, con tres más que Lyon y Valenciennes, aunque los lioneses no jugaron aún en la fecha.

Ibrahimovic estuvo siempre en el lugar indicado. En el primer gol para mandar a las redes un disparo defectuoso de Lavezzi tras un centro, después, en el segundo, no tuvo problemas para rematar un balón rechazado por el arquero Nicolas Penneteau a disparo de otro argentino, Javier Pastore.

Cinco minutos después, bien habilitado por Jérémy Ménez, quien recibió al límite del fuera de juego un pase en profundidad de Lavezzi, no tuvo más que empujar el balón al arco local.

El último gol fue gracias a un contragolpe relámpago del argentino, quien lo creó y lo concretó.

En otro encuentro adelantado, Niza (7º) derrotó 1-0 al Rennes (8º) con gol del delantero argentino Darío Cvitanich (66) de tiro penal, mientras que Lille (11º) y Toulouse (10º) jugaban el tercer partido de la jornada.

El líder Lyon, que tiene dos puntos más que los capitalinos (34 contra 32) recibe el miércoles al colista Nancy en su estadio Gerland, mientras que el Marsella (3º) visita al Bastia (13º), y en caso de victoria puede alcanzar en puntos al PSG.

La fecha finaliza el jueves con el partido entre Burdeos (6º) y el Saint Etienne (4º).

 

El Barça derrota al Betis con récord de Messi, que supero a Müller

El argentino anota dos goles ante el Betis (1-2) y supera, con 86 dianas, el récord de Müller como máximo anotador en un año natural | Los verdiblancos realizaron una gran segunda mitad pero estuvieron negados de cara a portería y tres balones acaban en el palo

No hay marcas imposibles para los genios. No hay barreras insuperables, ni logros inalcanzables. Ellos son los que ponen las reglas, por eso son unos superdotados. Leo Messi va camino de superar todos los récords posibles para llevar al Barça a ganar un partido tras otro. La última víctima del argentino ha sido el Betis (1-2) que entrará en la historia por ser el rival contra el que el crack azulgrana batió la espectacular marca anotadora de Gerd Müller.

Nada más y nada menos que 86 dianas suma Messi en 2012, una más que las logradas por el ariete del Bayern de Múnich, el ‘Torpedo’, hace 40 años. Leo ha anotado 12 tantos con Argentina y 74 con el Barça. Los dos últimos en el Benito Villamarín, durante un partido que no fue nada sencillo para el conjunto dirigido por Tito Vilanova que estuvo cerca, muy cerca, de quedarse sin los tres puntos.

De Messi ya no sorprende casi nada. Ni tan siquiera que sea capaz de recuperarse de forma milagrosa de un duro golpe en la rodilla para ser titular solo tres días después de abandonar el Camp Nou en camilla. Tito amagó en la previa con dejarle en el banquillo pero el argentino no faltó a su cita con el gol.

El encuentro, vibrante, intenso, entretenido, con alternativas, fue digno escenario para la histórica marca de Leo. Fue uno de esos choques que definen un campeonato, en los que es factible perder puntos (como en Pamplona o frente al Sevilla) pero en los que el cuadro catalán está imponiendo su calidad.

El Betis planteó un partido valiente, apretando, confiando en robar en el medio campo para fulminar a la defensa visitante en un rápido contragolpe. El conjunto azulgrana se sabía la lección y supo vigilar las pérdidas, superar el agobio e incluso encerrar a los locales en su campo.

Lesionado Cesc -de tres a cuatro semanas de baja por una rotura en el bíceps femoral- y con el árbitro obviando unas manos de Piqué, el Barça golpeó duro al estómago del Betis. En el minuto 15 igualó Messi el registro de Müller. Balón en la frontal, un regate, dos regates, nadie le acaba de entrar y el argentino que fulmina al portero Adrián con un tiro raso.

El control pasó a manos de Xavi e Iniesta y la posesión (70%) fue garantía para los azulgrana. Llegaron más ocasiones de los visitantes y se lesionó el bético Juan Carlos en una carrera de velocidad con Adriano. Entró al campo Vadillo, de 18 años, que se pasó varios meses de baja pero que poco a poco va recuperando la forma para confirmarse como un jugador muy prometedor.

Y el Barça marcó el segundo en un contragolpe. Adriano derribó todas las fronteras, partiendo desde el lateral derecho, para ceder la pelota a Messi. Combinación con Iniesta, taconazo del centrocampista y otro zurdazo del argentino, 86 goles en su haber en 2012. Parecía el momento perfecto para detener el partido, al más puro estilo NBA, para homenajear al crack.

A los azulgrana pareció embargarles esa idea. Se desconectaron, intentaron enfriar al impetuoso equipo verdiblanco y también a su público y casi lo lograron. Todos tenían la mente puesta en el récord de Messi. Al menos hasta que apareció Vadillo para asistir a Rubén Castro a cinco minutos del descanso. Alba falló al tirar la línea del fuera de juego.

El 1-2 levantó la moral del Betis y de los aficionados congregados en el Benito Villamarín. La segunda mitad fue un calvario para los futbolistas de Vilanova. Los locales se crecieron, se sintieron fuertes y cada vez llegaron con más facilidad a las inmediaciones de Víctor Valdés. Puyol, con problemas físicos, cedió su puesto a Mascherano.

El Barça perdió el balón, sus líneas se separaron y la presión alta de los andaluces provocó una cascada de oportunidades. Piqué tuvo que recuperar su mejor versión para aguantar a su equipo atrás. Hasta tres balones se estrellaron en los palos de Valdés. Y también tuvieron sus opciones los azulgrana, sobre todo en una clara ocasión en la que un tiro de Messi acabó en el palo y el rechace lo mandó Jordi Alba al travesaño.

En 15 jornadas, Leo Messi es el máximo anotador de la Liga con 23 goles. Hasta 32 futbolistas ganaron un pichichi consiguiendo menos tantos, entre ellos Di Stéfano, Quini o Hugo Sánchez. El argentino, además, ya es el mejor goleador azulgrana en toda la historia del campeonato. Supera, con sus 192 dianas, las 190 que logró César.

 

El Manchester United le ganó 3-2 al City en un final de infarto

Un gol en el descuento (91’)  del holandés Robin Van Persie y dos en la primera parte del inglés Wayne Rooney desactivaron hoy en casa al vigente campeón de la liga inglesa, el Manchester City (2-3), que salió del derbi seis puntos por debajo del Manchester United.

Los visitantes se adueñaron del encuentro en los primeros cuarenta y cinco minutos, y supieron contrarrestar con el tiempo cumplido los goles del marfileño Yaya Torué y el argentino Pablo Zabaleta, que habían equilibrado el duelo en la reanudación.

El veterano Alex Ferguson, que lleva 26 temporadas al frente el United, dio una lección de estrategia en la primera parte a Roberto Mancini, que gobierna desde 2009 el millonario proyecto del jeque Mansour bin Zayed y que hoy vio cómo los “diablos rojos” embaucaban a sus futbolistas sobre el césped del Etihad.

Los visitantes se refugiaron al inicio en las cercanías del área del español David De Gea y se dedicaron a defenderse con contundencia de los embates de un City que permanecía invicto hasta hoy en la Premier, tras 15 encuentros sin perder. (Con información de EFE).

La Roma golea a la Fiorentina en un gran partido

El cuadro del volante chileno David Pizarro, quien está en Chile por el funeral de su hermana, perdió 4-2 ante el elenco de la capital italiana. Fernández ingresó en el segundo tiempo.

Fiorentina no pudo dedicarle un triunfo al volante chileno David Pizarro, quien viajó a Chile con permiso de su equipo por el fallecimiento de su hermana, ya que terminó perdiendo 4-2 ante la Roma en calidad de visitante.

Apenas comenzó el partido, los jugadores de la “Loba” fueron rápidamente en busca del primer tanto, frente a un elenco “viola” que se vio superado por este ímpetu del local.

Así, y justo después de un remate de Pasqual para Fiorentina, P. Tachtsidis anotaba el primer gol (7′) con un cabezazo “mordido” ayudado por la débil reacción del portero Viviano.

Tras el gol, sin embargo, la “Fiore” tomó el control del balón y se adelantó en el campo de juego.

A los 14′, en tanto, llegó el gol de los visitantes gracias a Gonzalo Rodríguez, quien aprovechó un error en el fuera de juego de la Roma para quedar solo en el área, junto a otros dos compañeros también habilitados.

Pero la Roma no se quedaría ahí, ya que tras cinco minutos , el capitán de la “Loba”, Francesco Totti, ponía el 2-1 después de una gran jugada con Destro (19′).

Con la ventaja parcial, Roma comenzó a guardar fuerzas, lo que significó que también la visita intentara llegar al arco de M. Goicoechea.

Sin embargo, cuando el partido ya terminaba, Totti otra vez mostraba dotes de su calidad con un disparo que Viviano no pudo detener, dejando todo en 3-1 para el local.

En la segunda mitad, en tanto, Fiorentina hizo ingresar a M. El Hamdoui y a Matías Fernández, tratando de recuperar la posesión del balón.

Y fue el primero que el anotó a los 47′ el 2-3 parcial para el cuadro “viola”, tras un gran centro de Borja Valero.

Con el tanto, eso sí, la Roma fue con todo buscando el cuarto gol de la tranquilidad, pero sin mayor efectividad en jugadores como Balzaretti (51′), Destro (55′ y 56′) y Tachtsidis (58′), quienes desperdiciaron jugadas claves para el conjunto local.

Fiorentina, en tanto, trató de conseguir el dominio del balón, pero solo en los últimos 10 minutos logró generar alguna chance, sin mayor peligro.

Fernández, por su parte, tuvo muy poca acción en la cancha, jugando en la posición de David Pizarro, aunque en los últimos minutos logró mejorar su nivel para, por ejemplo, entregar una pelota de gol a H. Seferovic (87′), quien no pudo ante Goicoechea.

El que sí pudo fue Daniel Osvaldo, delantero de la Roma que puso el 4-2 justo cuando el duelo culminaba (89′).

De esta forma, Fiorentina no logra mantener la regularidad mostrada en los primeros partidos y, más importante, da cuenta de la necesidad que tiene el equipo de contar con el ausente David Pizarro.

 

El Bayern sigue implacable en la Bundesliga

EFE  08/12/2012 18:24

El Bayern ha derrotado a domicilio al Augsburgo (0-2) -con goles de Thomas Müller de penalti, y de Mario Gómez– mientras que el Borussia Dortmund cayó en casa (2-3) ante el Wolfsburgo, en un partido marcado por un polémico arbitraje de Wolfgang Stark.

El Bayern, de penalti

El Bayern se encontró con un rival que se mostró bastante atrevido e intentó jugar hacia adelante y llegó a tener algunas buenas ocasiones, pero después del primer gol, el Bayern supo manejar el partido. El primer gol fue el penalti convertido por Müller en el minuto 40 ,que se produjo cuando Toni Kroos intentó hacerle un pase a Franck Ribery y el balón fue interceptado con la mano por un defensa del Augsburgo.

El segundo gol lo marcó Gómez -que sólo llevaba dos minutos en el campo- tras una pared con Ribery en el minuto 63.

 

Özil guía a un Real Madrid que aun no convence

El enorme talento del alemán, autor de dos tantos, sacó de un apuro al Madrid, al que Manucho hizo pagar con dos goles sus errores a balón parado. También marcó Benzema.

La genialidad de Özil es incontrolable y una bendición para el Real Madrid. El talento siempre es necesario, pero mucho más en épocas de crisis. A ese talento de Özil se agarró el Madrid para salir indemne en su visita al Valladolid. Un partido que el propio Madrid se había complicado por su incompetencia para defender las acciones a balón parado. De esa forma tan simple fue capaz el Valladolid de poner contra las cuerdas a su rival.

Necesitó el Madrid dos detalles de calidad de Özil, un futbolista siempre imprescindible, pero que se vuelve indispensable cuando el equipo camina cuesta arriba, para voltear el resultado. Un jugadón suyo acabó en el gol del empate poco antes de llegar al descanso, en una acción que marcó el desarrollo posterior del partido, y un magnífico lanzamiento de falta con esa zurda suya que es un guante significó el 2-3 definitivo. Pero hasta llegar ahí, el Madrid navegó entre la tormenta con serio riesgo de acabar a la deriva.

El Madrid es un equipo construido para afrontar grandes retos, pero ni siquiera se puede decir que esté a medio hacer cuando lo que toca es defender acciones de estrategia. Son errores tan incomprensibles como parece que irremediables. Estuvo cerca de arruinar su partido en Valladolid, y quién sabe si mucho más, por esa falta de contundencia cuando debió defender a balón parado. Quizá sea un problema de concentración o de predisposición, o de las dos cosas. Lo cierto es que es un mal enquistado que Mourinho no acierta a solucionar. Aprovechó Manucho esa alfombra roja que pone el Madrid a sus rivales en las acciones de estrategia para marcar dos goles a placer y dejar al rival en una situación muy comprometida.

El partido comenzó a dibujarse con el balón en los pies del Valladolid y el Madrid creando las ocasiones más claras, una tendencia que no tardó en invertirse. Sucedió cuando Manucho celebró su primer gol. Apenas se habían consumido ocho minutos y el angoleño remató solo en el área pequeña a la salida de un córner.

A esta generosidad del Madrid respondió con otra el Valladolid. Callejón aprovechó un error de Balenziaga en el pase y el resbalón de Valiente para regalar un pase de gol a Benzema.

En este intercambio de regalos surgió Manucho para celebrar su segundo gol. Ebert sacó un córner y el delantero angoleño marcó de cabeza. Falló Ramos, que marcó por detrás a Manucho y sólo pudo ver cómo éste remataba a placer. Tampoco estuvo acertado Casillas, que no fue a buscar un balón que bien podría haber sido suyo.

A partir de ahí el Madrid se quedó con el balón, pero sin mostrar ninguna profundidad ante un Valladolid ordenado y bien plantado, que controló la situación hasta que surgió Özil, que reunió su talento con el de Benzema antes del descanso para firmar una jugada espectacular a la que puso el colofón del gol.

El encuentro se convirtió en un duelo ingobernable tras pasar por los vestuarios. Allí se quedó el canterano Nacho, que cumplió como lateral izquierdo titular y fue reemplazado por Di María. Callejón, que había ocupado el puesto del argentino en el once, se situó como lateral izquierdo, con Di María en el centro del campo por la derecha, Özil por la izquierda y Cristiano de enganche por detrás de Benzema.

No convencieron estos cambios a Mourinho, que dio un nuevo giro al equipo poco después. Retiró a Arbeloa, el otro lateral, para dar entrada a Modric. Pasó Ramos a la banda derecha y dejó su sitio en el centro de la zaga a Xabi Alonso, sorprendente pareja de Pepe, con Khedira y Modric delante de ellos.

Cuanto más descontrolado parecía el partido, más cómodo parecía el Madrid y más inseguro el Valladolid, que se libró del empate por un error del árbitro, Pérez Montero. Señaló un fuera de juego que no era de Ramos, quien terminó batiendo a Dani, pero bien es cierto que el colegiado ya había pitado.

Con los dos equipos sin saber muy bien qué dirección tomar surgió el enorme talento de Özil para decidir un partido sin rumbo. Y sin apenas tiempo para digerir el gol, Varane sustituyó a Benzema, en un nuevo giro táctico de Mourinho. El francés se situó como lateral derecho, recuperó Ramos su sitio en el centro de la defensa y Xabi Alonso volvió al centro del campo, con Cristiano como jugador más adelantado.

Así terminó de consumirse un encuentro cuyo desenlace sólo se entiende por la presencia de Özil en el campo.

Boca ganó y piensa más en la Copa que en el Inicial

El Xeneize superó claramente a Racing por 3-1 y quedó a 5 puntos de Vélez, con seis por jugarse. El objetivo más cercano es asegurarse un cupo en la Libertadores 2013. Dos golazos de Paredes, la figura.

Domingo, 25 de noviembre de 2012 – Boca Juniors produjo este domingo su trabajo más sólido en lo que va del Torneo Inicial y logró en su cancha un claro 3-1 sobre el Racing Club al que dejó prácticamente eliminado en la competencia por el campeonato.

Leandro paredes, autor de dos goles, se llevó todos los aplausos, pero lo cierto es que Boca fue un equipo sin fisuras, muy seguro en su juego y con otras destacadas respuestas individuales como las de Rolando Schiavi y Cristian Erbes.

Racing había comenzado el partido dando pruebas de sus posibilidades, pero le faltó claridad en el área del adversario y pagó caro precio a sus debilidades defensivas, ya que su zaga central nunca terminó de acomodarse en la cancha, además de quedar desprotegida por las flaquezas en la zona de volantes.

Se trató de un primer tiempo atrayente, pero Boca fue más preciso y directo en los últimos metros de cancha y por eso sacó ventaja clara.

A los 12 minutos, Matías Caruzzo conectó con un muy buen cabezazo un córner servido por Paredes desde la derecha y colocó la pelota en el ángulo superior izquierdo, lejos del alcance de Sebastián Saja, para poner el 1-0.

Dos minutos más tarde otro cabezazo del defensor salió muy cerca del ángulo opuesto.

Boca volvió a llegar en el minuto 24 con un remate de Walter Erviti cruzado desde la izquierda que produjo un rebote y terminó en tiro de esquina y con un zurdazo de Guillermo Fernández levemente desviado sobre palo izquierdo a los 27.

Racing producía insinuaciones con algunas salidas rápidas y con las apariciones de Adrián Centurión, más de una vez tratado con dureza por los dos laterales, pero en definitiva el riesgo más concreto para Agustín Orion lo generó un zurdazo de Iván Pillud desde fuera del área, a los 35 minutos, que el arquero contuvo bien sobre su izquierda.

Cuando se jugaban 37 minutos, Paredes recibió la última descarga de una muy buena combinación con Nicolás Colazo, se fabricó el espacio y con un remate fuerte y bajo de derecha que pasó por debajo del cuerpo de Saja estableció el 2-0.

En el comienzo del segundo período el xeneize cedió la pelota y Racing se adelantó en el terreno, pero el equipo local siguió llegando mejor y estuvo cerca del tercero con un remate apenas alto de Lautaro Acosta a los 6, un cabezazo desviado del uruguayo Santiago Silva a los 8 y otro disparo de Acosta por encima del travesaño a los 19.

La Academia empezó a crecer con el ingreso de Mauro Camoranesi, porque encontró circulación de pelota más profunda y contó con dos oportunidades seguidas, a los 22 con un balón que cruzó Pillud y al que por poco no llegó Luciano Vietto y un minuto después por un córner de Camoranesi que desvió Gabriel Hauche y salvó Orion anticipándose a Vietto.

En el mejor momento del conjunto visitante llegó el tercer gol de Boca. Sobre el minuto 25, hubo un tiro libre recto al arco ejecutado estupendamente por Paredes, quien puso el esférico en el ángulo superior izquierdo.

Así quedó definido el cotejo y Boca estuvo cerca de aumentar a los 31, con un remate de Acosta en el travesaño.

Sobre los 38 Centurión le ganó a Sosa por izquierda, su remate lo desvió Orion y Hauche de cabeza descontó.

El elenco de Luis Zubeldía estuvo a punto de ponerse 2-3 sobre el final con un cabezazo de Vietto sobre el palo izquierdo y dejó la sensación de que si los que entraron en el segundo capítulo hubieran estado desde antes en la cancha el destino podía haber sido otro, pero lo cierto es que Boca fue superior y ganó sin objeciones.

El Barcelona se paseo en Valencia y ya estan a 11 puntos del Madrid

El Barça, con once canteranos desde que salió Montoya, golea al Levante con dos goles de Messi y otros dos de Cesc e Iniesta, que dio tres asistencias. El Madrid, a once puntos.

El día que el Barcelona juntó once canteranos por primera vez en su historia (según un concepto más o menos aceptado de canterano) fue el mismo día que disparó su distancia respecto al Real Madrid a once puntos en la Liga 2012-13. Del Atlético, su perseguidor más cercano y real a estas horas, sólo le separan tres, pero la manera en cómo despachó el Barça al Levante en el primer cuarto de hora de la segunda parte le cuelga, quiera o no, el cartel de favorito indiscutibledel campeonato. Messi, dos goles, e Iniesta, un golazo y tres asistencias (la última a Cesc), coronaron otra gran actuación del Barcelona, que firma el mejor arranque de la historia de la Liga (igualando al Real Madrid).

Vilanova sabía desde el sábado por la noche que en juego estaba un golpe de gracia y decidió improvisar lo justo: alineó un equipo como si en Valencia mismo se decidiese una Liga. El once de gala del Barça, el mismo de Moscú con Puyol de capitán por Mascherano, se rompió pronto por una nueva lesión de Daniel Alves pero el argumento del partido estaba escrito antes de empezar porque pocos equipos extreman más sus estilos que Levante y Barça. Los de JIM aguantaron la primera parte con bravura, pero exprimieron su energía. El Barça se recreó en la posesión. Tanto que sólo se acercó en un disparo de Messi (minuto 22) y en varias incorporaciones de Iniesta y Alba (convertido en uno de los mejores activos ofensivos del matizado Barça de Vilanova) por el sector izquierdo. El Levante respondió con su inmejorable concepción del contragolpe. Barkero, con su excelente zurda y Martins inquietaron a Valdés. Era imposible, observando el aparente equilibrio, imaginar la tormenta que esperaba. Sin embargo, el Barça había masticado bien el partido para darle el golpe.

Messi rompió el partido en el minuto 47 de la manera más sutil. Iniesta vio un desmarque de delantero centro del argentino, que picó ante Munúa y dedicó su gol número 81 del año 2012 a su hijo Thiago. Seis minutos después, el argentino hizo insalvable la diferencia con otro remate oportunista. Otra vez, a pase de Iniesta, que decidió no parar su exhibición: un golazo (0-3) y la asistencia del 0-4 a Cesc. Al Levante se le hizo eterna la última media hora y el Barça se la pasó silbando. Vilanova aprovechó para hacer reaparecer a Adriano y Thiago. Al Barça sólo le faltaba la vuelta de Valdés, que le paró un penalti a Barkero. Se escucharon gritos de “campeones, campeones” y“Mucho Betis” en el Ciutat de Valencia. En Barcelona ya hay quien se siente campeón con sólo un tercio de Liga. Tal vez, demasiado pronto.

 

La Real Sociedad quiso pero no pudo ante el Osasuna

Tras una borrachera de goles como la que logró la Real la jornada pasada frente al Rayo, algunas veces la resaca de felicidad y satisfacción puede convertirse en una cuesta arriba difícil de superar. Así se podría explicarse el partido de los de Montanier en Anoeta, mismo escenario que vivió un espectáculo de gala hace pocas noches. Pero la forma más acertada de explicar el tropiezo de los locales está en su rival.Osasuna planteó un partido muy complicado a los txuri urdin y se mereció los mismos méritos que el anfitrión, de ahí el empate, el primero para los navarros fuera de casa. El fútbol, a veces imprevisible, hoy no lo fue tanto. Una parte para cada uno y empate técnico que no sirve a ninguno.

En un inicio de lo más igualado, el Osasuna salió decidido a por el partido con un primer aviso de Armenteros que casi pilla por sorpresa a Bravo a los diez segundos de que el esférico comenzara a rodar. Pero tras unos minutos iniciales de desconcierto en los que el equipo de Mendilibar hizo más por golpear primero, la Real comenzó a llegar al área de Andrés Fernández con mucho más peligro que su rival, como prueba un remate de Vela rozando el palo tras un centro marca de la casa de Xabi Prieto. Las ocasiones se sucedían para uno y otro equipo, todo propiciado por la clara ausencia del mediocampo de ambas escuadras, lo que convirtió al campo en un pinball gigante por el que el balón iba de área en área sin que nadie fuera capaz de dominarlo.

Ambos equipos vieron que jugar con tanto desplazamiento en largo no iban a ninguna parte y apostaron por intentar guardar un poco el balón, combinando posesiones más largas. Así, en una situación de aparente equilibrio, el Osasuna hizo más por mover los ceros del marcador, aunque curiosamente su mayor ocasión llegó por un mal despeje de Vela que se estrelló en el larguero. Los navarros siguieron por su sendero, cada vez más despejado, y el nerviosismo empezó a hacer mella en los txuri urdin, cuya única esperanza era el contraataque, al ver que les estaban comiendo en su propia casa. Esto derivó en piques varios que afearon los últimos minutos antes de llegar al descanso y obligaron a Velasco Carballo a tirar de tarjetas, media docena de amarillas en concreto.

La reanudación del encuentro siguió con la misma tónica, con Osasuna imperando sobre el verde y cercando continuamente el área de Bravo. Aunque la situación no tardó en cambiar para el bien de la Real, que se mostró bastante más activa, sabiendo lo que hacer con el balón y asomándose a la meta rojilla con más asiduidad. Constancia puede dejar el palo izquierdo de la portería de Andrés Fernández, al que peinó el flequillo Ifrán con un disparo que pasó bufando por su cepa. Eso sí, los navarros, en su empeño por hacer difícil distinguir entre quien jugaba como local y quien lo hacía como visitante, no perdieron la cara al partido en ningún momento.

Montanier apostó por meter más metralla arriba, cambiando a Xabi Prieto por el Chori Castro, y por más control en la zona media con Rubén Pardo, la gran esperanza de futuro de los blanquiazules, sustituyendo a un Zurutuza algo desaparecido. En los últimos quince minutos, los dos contendientes descuidaron las trincheras y las ocasiones afloraron más que en todo el partido. Aquí, el frente de la Real estuvo más incisivo y apretó a Osasuna hasta los últimos instantes, rozando el gol que nunca llegó. Al final el marcador se quedó como empezó y ambos se van a casa con un punto que no les vale para sus objetivos.La Real se queda sin Europa y Osasuna sin salir del descenso.