Chivas 0-2 América… Raúl Jiménez crucificó al Rebaño

raul jimenez

Chivas debió modificar en dos ocasiones, en los primeros 25 minutos
América apretó en el segundo tiempo
Raúl Alonso Jiménez fue la figura del encuentro

La escena se repitió en dos ocasiones. Raúl Alonso Jiménez, rematando de cabeza y después con el puño en alto, símbolo de la superioridad azulcrema.

Chivas vivió un viacrucis en el Clásico Nacional, nunca pudo reponerse a pesar de que por momentos tuvo en las manos a las Águilas. Los imponderables del futbol aparecieron en la cancha y Benjamín Galindo no lo pudo resolver.

Raúl Alonso Jiménez crucificó al Guadalajara. Dos remates de cabeza en la parte complementaria liquidaron las aspiraciones de Chivas, que volvió a perder el orgullo y el honor en casa, por segunda ocasión consecutiva.

La primera mitad pudo ser de ensueño, pero terminó siendo una auténtica pesadilla para el equipo del Guadalajara.

Chivas arrancó el encuentro jugando mejor, teniendo ocasiones y plantándose frente al arco de Moisés Muñoz. Pero en la recta final, terminaron pidiendo la hora, y no porque América fuera mejor, sino porque Chivas tuvo todo en su contra.

Desde el minuto 5′, Guadalajara tuvo su primera oportunidad clara del encuentro, luego de una jugada individual de Jesús Sánchez, quien en los linderos del área combinó con Miguel Sabah, con más riñones que precisión, envió la pelota al arquero Moisés Muñoz, generando la primera ocasión del encuentro.

En la primera media hora, Guadalajara tuvo varias oportunidades en los botines de Miguel Sabah. Después de la primera, tuvo otra opción clara que no se logró capitalizar frente a la portería del América.

Sin embargo la pesadilla arrancó. En menos de 25 minutos, el equipo de Galindo quedó seriamente comprometido. Las lesiones castigaron al cuadro rojiblanco, que pronto tuvo que realizar dos modificaciones.

Desde el minuto 12′, Chivas se quedó sin Jorge Enríquez, a quien se le dislocó la rodilla izquierda, fue el primero de los rojblancos que tuvo que irse del campo.

El segundo, al 25′, fue Héctor Reynoso. El Capitán del Guadalajara adelantó su regreso tras la lesión en el muslo derecho y antes de cumplirse la media hora el Rebaño debió prescindir del líder de la zaga.

El árbitro del encuentro, José Alfredo Peñaloza, comprometió el encuentro con precipitadas amonestaciones desde los primeros minutos, mostrando a mansalva las tarjetas y terminar por un polémico trabajo.

Al poner la medida tan corta para las amonestaciones, tuvo que echar al 37′, por doble amonestación, a Sergio “Cherokee” Pérez.

La primera mitad concluyó con seis amonestados, siendo un balance sumamente elevado, en función al desempeño de ambos conjuntos.

América mejoró futbolísticamente en la parte inicial, pero sobre todo, en la recta final de éste. Los engranes ofensivo comenzaron a trabajar, y elementos como Juan Carlos Medina, Osvaldo Martínez y Christian Benítez, generaron en los últimos cinco minutos, dos ocasiones claras para las Águilas.

El primer llamado a la puerta rojiblanca lo hizo Christian Benítez, quien al 47′, recibió la pelota en tres cuartos de cancha, recorrió para perfilarse y pateó de derecha cruzado, para que Luis Ernesto Michel enviara a córner, tendiéndose a su lado izquierdo.

La puerta sonó por segunda vez para empujarla por completo y abrirla de par en par. Raúl Alonso Jiménez, al 51′ remató de cabeza tras el centro de Osvaldo Martínez, superó a toda la defensa y mandó la pelota al fondo de las redes.

A Chivas se le vino la noche con el gol. El equipo de Galindo ya jugaba con diez hombres, tuvo que hacer dos cambios no previstos, estaba abajo en el marcador, y por si fuera poco, Marco Fabián no pudo seguir. El “10” del Guadalajara debió abandonar el campo y su lugar lo ocupó Luis Ángel Morales.

América siguió insistiendo, ante un Guadalajara inoperante y maniatado, que recibía los azotes en la espalda, uno tras otro, de parte de los azulcremas.

Al 69′, Osvaldo Martínez metió un potente disparo, que le pegó de volea a la pelota en el pase desde la izquierda, el esférico se fue por encima.

Raúl Alonso Jiménez tuvo una segunda oportunidad y no perdonó. Al 74′, terminó con la osadía en el Estadio Omnilife, se consolidó como la figura del encuentro y de cabeza, tras el centro desde la izquierda, remató otra vez y aunque la pelota pudo ser contenida por Luis Ernesto Michel, éste no acabó por hacerlo.

América sentenció el encuentro, una victoria más que merecida. Guadalajara no tuvo intensidad ni supo cómo revertir la adversidad desde la parte inicial.

En la recta final del encuentro, América se adueñó del encuentro, a pesar de que Guadalajara intentó por diversas formas, ya no encontró solución, y aunque en el minuto 90′ Miguel Sabah sacó un potente disparo en la última jugada del encuentro, Moisés Muñoz atajó las aspiraciones de los rojiblancos.América apretó en el segundo tiempo, se adueñó de las circunstancias e hizo vivir a Chivas, en pleno final de la semana mayor, un verdadero viacrucis futbolístico. Las Águilas se encaramaron a la tercera posición general con 24 unidades, desbancando del puesto a Santos Laguna, que empató la noche de ayer en casa, ante los Gallos Blancos. Chivas se quedó con 16, y aún lejos de la zona de clasificación.
[MEDIOTIEMPO]

Anuncios

Toluca (5)3–1 (2) Chivas… El líder está en Semifinales

  • Tiago, Lucas y Cacho fueron los anotadores de los Diablos; el “Cubo” Torres descontó por el Rebaño
  • El cuadro escarlata llegó a Semifinales después de cuatro torneos consecutivos donde no calificó a la Liguilla

 

El líder sigue vivo y más fuerte que nunca. Este domingo en la cancha del Nemesio Diez, los Diablos Rojos del Toluca demostraron el por qué fueron el mejor equipo de la fase regular y cuáles son los argumentos para ser un serio candidato al título, tras vencer a las Chivas del Guadalajara 3-0 y cerrar la serie de Cuartos de Final con un marcador global de 5-2.

El cuadro escarlata se instaló en Semifinales después de cuatro torneos consecutivos de no calificar a la Liguilla, eliminando a un equipo que arrancó un proceso de renovación, pero que en su primera temporada dejó mucho que desear.

Con la ventaja en el marcador y conscientes de que Guadalajara tenía que hacer dos goles para eliminarlos, los Diablos manejaron el partido a su antojo. Le cedieron la pelota al cuadro tapatío que nunca supo qué hacer con ella. La dominaba, la llevaba de aquí para allá pero los jugadores creativos carecieron de inteligencia para dar el último pase en la zona de definición.

Poco a poco el conjunto rojiblanco fue cayendo en desesperación. Los minutos pasaban y no encontraban la manera de llegar con claridad a la portería de Alfredo Talavera, quien tuvo una tarde tranquila bajo los tres postes. El portero ex de Chivas en ningún momento se tuvo que ensuciar el uniforme para defender su cabaña.

Toluca nunca soltó el control del juego. Atacaba poco pero ponía a sufrir a la defensa del Rebaño cada que Sinha tomaba la pelota en medio campo y dirigía los contragolpes. Tampoco tuvieron mucha suerte. Los desdobles fueron apagados por la zaga visitante que en los primeros 45 minutos y en los primeros 10 del segundo tiempo habían mantenido orden atrás.

El partido seguía en el aire, cada vez más complicado para el Rebaño. Pero al minuto 55 los Diablos lograron abrir a la zaga comandada por Héctor Reynoso y le pusieron número al marcador por medio de Wilson Tiago, quien se unió al ataque y concretó un centro del panameño Luis Tejada al minuto 55.

Los jugadores de las Chivas todavía no terminaban de hacer las cuentas para ver cuántos goles más tenían que meter, cuando el “Pájaro” Benítez metió un centro a segundo poste al que llegó Lucas Silva y de cabeza puso el 2-0 en la pizarra para liquidar el partido que hasta ese momento había carecido de emociones y de llegadas en las áreas.

El Rebaño necesitaba de cuatro goles si quería seguir peleando por el título del Apertura 2012. John van’t Schip, metió al “Cubo” Torres y a Carlos Fierro para acompañar a Rafael Márquez y echó el equipo hacia adelante buscando realizar la hazaña, que de por sí parecía imposible al inicio del encuentro.

Los Diablos aprovecharon los espacios que dejó atrás el Rebaño y al minuto 71, Juan Carlos Cacho, que había entrado de cambio al minuto 65 por Luis Tejada, puso el 3-0 definitivo en la cancha del Nemesio Diez, que a gritos le pedía al equipo escarlata otro título después de cuatro tornos donde no habían podido ni si quiera llegar a la Fiesta Grande.

Chivas continuó buscando pero fue imposible ante un sólido equipo mexiquense que en ningún momento comprometió su pase a las Semifinales del torneo donde terminaron como líderes de la competencia.

En los minutos finales, Erick el “Cubo” Torres metió el gol de la honra para el Rebaño, pero ya no hubo festejos en la cancha por parte de los jugadores rojiblancos que se sabían desahuciados desde el minuto 55.
[MEDIOTIEMPO]