Xolos avanzó a su primera Semifinal en Primera División

  • Tijuana ligó 17  juegos sin perder; en Semifinales se enfrentará a León, el último equipo que los derrotó

El cuadro de Xolos, novel en Liguillas, se impusó a la experiencia de Monterrey. En más de 180 minutos que duró la eliminatoria, los fronterizos demostraron que hoy el mejor equipo dentro del terreno de juego es la escuadra canina.

Con un planteamiento inteligente, Antonio Mohamed, timonel de los fronterizos, jugó con su ventaja parcial en la eliminatoria, tras haber vencido 1-0 a Monterrey en el Tecnológico en la Ida de Cuartos de Final, y aunque el resultado terminó empatado, el global les favoreció 2-1.

Aunque los que tenían el balón en su mayor parte del juego fueron los visitantes, Xolos sin desesperse logró tener las mejores oportunidades del partido pero para su mala fortuna, Jonathan Orozco, portero albiazul, les impidió anotar varios goles, además de Duvier Riascos, quien no salió en su mejor noche.

Xoloitzcuintles mordió a Rayados en la forma que más le duele a Rayados. Los regios sufren en jugadas a balón parado, y así fue justo la anotación que liquidó al cuadro visitante.

Al 48′ de acción, en tiro de esquina por izquierda, Leandro centró al corazón del área, y ahí, Pablo Aguilar ganó la posición a Basanta, y mandó el balón al fondo de las redes.

Aguilar, quien no había jugado el partido pasado por estar convocado por Paraguay en la Fecha FIFA, ahora el destino le puso el balón a modo para poder ser el héroe de está película.

El festejo del sudamericano fue en grande al hincarse dentro del área, y dejar que sus compañeros lo abrazaran y dieran rienda suelta de su alegria.

El gol caló muy hondo en el cuadro de La Pandilla; pese a que aún necesitaban los mismos dos goles para avanzar, se notaban muy desesperados aunque todavía quedaba el segundo tiempo para remontar.

Desde la banca, Vucetich les pedía calma a sus pupilos pero pasó todo lo contrario… las precipitaciones eran más notórias y Tijuana aprovechaba el tiempo para firmar la eliminatoria.

En la última jugada del partido, a la desesperada, Rayados se encontró el empate. Edgar Solís mandó el balón al área, ahí Aldo de Nigris la recentró justo en donde estaba  José María Basanta, quien puso alcanzó a tocar el balón para vencer a Cirilo Saucedo. La anotación llegó muy tarde, el silbante Roberto García Orozco en los siguientes instantes daría el silbatazo final.

Xolos quiere seguir ladrando. Ahora en Semifinales le tocará enfrentar a León, un viejo conocido rival de la División de Ascenso con el que tuvo épicas batallas, mientras que La Pandilla de Vucetich tratará de salvar el semestre en Diciembre cuando dispute el Mundial de Clubes.

[MEDIOTIEMPO]

Anuncios

Independiente a un paso de la B

En La Plata, cayó 2-0 ante Estudiantes y se hunde en los promedios. El Rojo venía de la suspensión ante Belgrano.

Independiente vive días de preocupación creciente. Estudiantes le dio otro cachetazo ayer en La Plata y la tabla del promedio lo sigue mostrando en el lugar en el que sus hinchas menos se quieren ver: en zona de descenso. Sin demasiadas ideas para atacar y con fallas en defensa, Independiente se encontró con un rival que lo castigó con la potencia de sus delanteros. Y se volvió a Avellaneda con la sensación de que en 2013 deberá hacer un esfuerzo grande para evitar el primer descenso de su rica historia.
En el arranque, Independiente manejó mejor la pelota, sobre todo por el costado derecho de la defensa de Estudiantes, el que custodiaban Matías Sarulyte como lateral y Leonardo Jara en el medio. Pero el problema del equipo visitante fue que careció de profundidad y que exageró con los centros para algún cabezazo salvador de Ernesto Farías que nunca llegó.

La primera llegada de riesgo le perteneció a Estudiantes. A los 6, Román Martínez sacó un disparo rasante desde afuera e Hilario Navarro debió esforzarse para sacarla al córner. A partir de entonces, el partido tuvo un quiebre. Inteligente y fino para jugar, Martínez comenzó a entrar más en contacto con la pelota. De cualquier manera, Estudiantes dejó siempre la sensación de ser un equipo con más empuje que fútbol.
Las ganas de Rodrigo Braña en la zona central y la permanente sensación de peligrosidad que transmitían Carlos Auzqui y principalmente Duván Zapata complicaban a Independiente.

Un Independiente que generó peligro por primera vez a los 16. Osmar Ferreyra mandó un centro, Agustín Silva le dio un puñetazo a la pelota y Roberto Battión metió un cabezazo que se perdió al lado del palo izquierdo.

Cuando buscaba el arco rival, Independiente se repetía en intentos por el costado izquierdo de su ataque. Le faltaba juego, fútbol asociado para llegar en bloque.
Mientras, Estudiantes aprovechaba las dificultades de Independiente para seguir ejerciendo una superioridad en el desarrollo. No era un dominio clarísimo, pero sí suficiente para dejar en claro que era el que estaba más cerca.

A los 28, Martínez habilitó a Auzqui, cuyo remate fue tapado por Navarro. Y a los 29 llegó la apertura: Martínez se la dio a Jara, quien hizo una diagonal de la derecha al centro y la picó por encima de Navarro. La pelota dio en el palo derecho y el colombiano Zapata llegó para anotar su sexto gol en el torneo Inicial.

Antes del cierre del primer tiempo, Auzqui se demoró en la definición tras otro pase de Martínez y le perdonó la vida a un Independiente que sobre los 31 había tenido una chance para anotar: Ferreyra sacó un zurdazo y Silva se lo tapó.

En el inicio del segundo tiempo, Estudiantes retrocedió unos metros y le cedió la iniciativa a Independiente. Pero Independiente careció de ideas y no lo aprovechó. Diego Cagna acertó con los ingresos de Maxi Núñez y Guido Carrillo por Zapata y Auzqui porque le dieron mayor frescura al ataque. Además, Jara levantó su nivel. El Malevo Ferreyra fue el que más intento por el lado de Independiente. Silva le mandó un tiro al córner y luego envió un centro que Battión cabeceó hacia atrás apenas desviado. Independiente dispuso de una oportunidad inmejorable para empatar sobre los 28, cuando Patricio Vidal recibió de Farías y su remate dio en el palo.

Al minuto siguiente, Estudiantes puso el 2 a 0 con un penal convertido por Carrillo luego de Gabriel Vallés lo bajara a Núñez.

Después, Núñez casi aumenta con un tiro que dio en el travesaño. Del otro lado, Independiente no se dio por vencido y exigió a Silva en otras dos oportunidades.

 

Independiente empató sin goles en San Juan

Independiente empató sin goles en San Juan con un San Martín que lo complicó y obligó a Hilario Navarro a poner hasta la cara para sacarla. Eliminado de la Copa, el equipo del Tolo no pudo sumar de a tres en un partido clave.

rojo

Valía nueve puntos. Se quedó con uno. Gallego sabía que este partido era clave por el promedio, por el rival, por la semana que pasó Independiente tras la derrota con Lanús y la eliminación de la Sudamericana. Pero en San Juan se despertó tarde. Encontró el camino en el final de cada tiempo, pero no le alcanzó. Y pudo ser peor, porque Hilario Navarro tapó hasta con la cara los intentos del local, que cada tanto asustó. Ahora, Independiente deberá esperar al miércoles, ante Belgrano, para volver a intentar sumar de a tres.

 

El visitante reaccionó tarde. No pudo aprovechar la mala puntería de su rival y la buena tarde de Hilario, que tapó tres pelotas claves (dos a Osorio y una a Mas). Al Tecla Farías le faltó suerte: primero porque Mas se la sacó de los pies, después porque Leo Corti, reemplazante del lesionado Ardente, le tapó un fenomenal tiro frontal y por último, porque no tuvo puntería, ya en el segundo tiempo. En el final, urgido por la necesidad de la victoria, el Rojo sí atosigó al local y pudo haberlo ganado. Pero no le alcanzó el tiempo. De nueve puntos que valía este partido, como había dicho el Tolo, se llevó sólo uno. Y sigue en Rojo.