Newell’s dejó pasar la oportunidad de volver a la punta

Perdió como local ante All Boys por 2-0 y sigue a tres puntos de Vélez cuando quedan nueve en disputa.

Con la derrota 2-1 en Rosario ante All Boys, Newell´s dejó pasar la oportunidad de ser puntero. Ferrari de cabeza y Matos de penal marcaron para los de Floresta, mientras que Pablo Pérez puso cifras derfinitivas.

El inicio del juego mostró a los rojinegros más ambiciosos. A los 3 minutos, un cabezazo de Vergini encendió las alarmas del arco visitante de Nicolás Cambiasso, luego de un tiro de esquina. Y poco después, el arquero retuvo un tiro de lejos de Vangioni. Sin embargo, lo que el local no pudo si lo consiguió el equipo de Pepe Romero, que, pura contundencia, marcó en su primer ataque. A los 11, Jonathan Ferrari le puso la cabeza a un córner del uruguayo Rodríguez y dejó sin posibilidades al arquero Guzmán. Para colmo de malas noticias, a los 17, Maxi Rodríguez debió dejar la cancha, lesionado. Lo reemplazó Víctor Figueroa.

Pudo empatarlo Newell´s antes de la media hora, pero el remate de Vergini desde dentro del área fue demasiado cruzado. Al zaguero le había quedado la pelota luego de un centro de Bernardi bajado con el pecho por otro defensor, el paraguayo Cáceres. Lo tuvo nuevamente Vergini, con otro cabezazo que fue devuelto por el poste izquierdo del arco de Cambiasso.

La mala suerte para el local continuó a los 37, cuando el que pidió el cambio, con una lesión muscular, fue Gabriel Heinze.

Cuando Diego Ceballos ya había marcado 7 de descuento, un gol de Pérez de arremetida, le dio algo de esperanza a Newell´s. De todos modos, no le alcanzó para aprovechar la derrota de Vélez y saltar a la cima. Y ya suma 4 sin ganar, con 3 pardas y esta derrota. Y, como si fuera poco, habrá que ver por cuánto tiempo perdió a sus referentes Heinze y Maxi Rodríguez. Lo que se dice una noche negra.

Anuncios

Liga Argentina: Newell’s empató con Quilmes y no pudo estirar la ventaja

 

Los dirigidos por Martino se quedaron con las ganas

El líder e invicto Newell’s Old Boys hizo en la noche de este viernes más méritos que Quilmes para quedarse con la victoria, pero se encontró con un sólido arquero Emanuel Trípodi y empató 0-0, un resultado peligroso que le puede hacer perder el primer puesto en el Torneo Inicial.

Si bien no tuvo la claridad y la precisión en la puntada final, Newell’s, en especial en el segundo tiempo, puso a Quilmes contra su arco, destacándose el despliegue del capitán Lucas Bernardi y la ambición del goleador Ignacio Scocco.

En tanto, Quilmes, de inteligente capítulo inicial, se tiró atrás peligrosamente en el segundo período y se refugió contra su arco, con la intención de llevarse el punto que consiguió.

El remate de Facundo Diz por arriba del travesaño a los 30 segundos fue la carta de presentación de Quilmes en el cotejo y le demostró a Newell’s que no se iba a refugiar cerca de Trípodi.

Los rosarinos manejaron en mayor proporción la pelota, pero no consiguieron entrarle con claridad al local, debido al orden de la defensa visitante.

Por esta razón, Newell’s apostó a los remates desde fuera del área para generarle peligro al Cervecero. Y estuvo muy cerca, gracias a los violentos disparos de sus hombres.

A los 13 minutos, Trípodi se lució frente a un remate de Scocco y, a los 17, el portero de Quilmes le sacó un terrible bombazo desde lejos a Gabriel Heinze.

Recién pisando la media hora de juego Quilmes volvió a acercarse al área rosarina y, a los 41, el arquero Nahuel Guzmán le sacó un tiro cruzado a Diaz, quien un minuto más tarde se lo iba a perder desde dentro del área, luego de un rebote que dio el guardavalla, tras centro de Sebastián Romero.

La etapa inicial se despidió con Newell’s atacando, aunque el remate de Scocco por arriba, a los 46, fue el reflejo de la impotencia rojinegra al no poder vulnerar al oponente.

En el segundo capítulo Newell’s de nuevo monopolizó el balón y Quilmes se tiró muy atrás, dejándole campo y espacios al conjunto rosarino para que se acercara a su área.

A los 13, Maximiliano Rodríguez tiró por arriba de Trípodi, pero el arquero, de gran reacción, tiró el esférico al córner.
Los minutos pasaban y Newell’s seguía yendo en la búsqueda de romper la paridad.

Se jugaba el minuto 23 cuando el anfitrión dispuso de su chance más clara. Fabián Muñoz desbordó por derecha, tiró el centro y Trípodi cortó justo ante Rodríguez. El rebote lo recibió Pablo Pérez, quien remató, pero el guardavalla se lució una vez más valiéndose de un manotazo.

El visitante estaba decidido a defender el punto como fuera y en los últimos minutos resignó definitivamente el ataque. Newell’s se descontroló sobre el epílogo, no tuvo ideas para llegar al gol y llenó de centros el área de Trípodi.

El punto terminó siendo injusto por la producción de Newell’s, que intentó mucho más que el rival, pero que no supo cómo quebrar el muro que le edificó Trípodi.