Premier League: Southampton 1 – Swansea 1

swasea

Punto valioso del Swansea ante el Southampton

Los de Nigel Adkins dominaron gracias a un gran Gastón Ramírez, aunque vieron como finalmente los galeses igualaban el marcador a falta de quince minutos para el final. Saints y Swans empezaron el partido con un dominio alterno de la pelota que finalizó a los diez minutos de encuentro, cuando Gastón Ramírez y su equipo se hicieron con el balón y comenzaron a crear oportunidades. El uruguayo se erigió como líder de los de Nigel Adkins, quienes buscaban una victoria ante un rival directo.

Lambert sería el primero en llegar a la portería defendida por Tremmel a los catorce minutos, mientras que uno después, De Guzmán haría lo propio sobre la portería defendida por el argentino Gazzaniga. Ramírez sería el siguiente en tener una oportunidad para el Southampton a la media hora de partido, aunque su remate, tras una jugada de estrategia, se marchó fuera. Tras ello, el Swansea se haría con la posesión de la pelota, aunque no consiguió cambiar el empate en el marcador antes del descanso.

En la reanudación, los locales consiguieron adelantarse en el electrónico gracias a Schneiderlin, quien cabeceó a la red un gran centro de Rickie Lambert. Los Swans tuvieron sus oportunidades antes del gol, aunque Routledge, quien tuvo la más clara, no consiguió acertar ante la meta rival. Tras el tanto local, Michael Laudrup realizó cambios en su once, dando entrada a Dyer, quien sería el encargado de hacer el tanto del empate para los galeses. El extremo le robó la pelota al japonés Yoshida y se plantó solo delante de Gazzaniga, a quien batiría para colocar la igualada en el marcador.

Con el empate en el electrónico, los Swans se encerraron en su campo en busca de un punto en uno de los campos más difíciles, algo que dejaba al Swansea en una cómoda posición en el medio de la tabla. El Southampton lo intentó hasta el final, pero siempre se topó con la presencia de un gran Tremmel.

 

Anuncios

El Arsenal no funciona

arsenal no funciona

El equipo de Wenger empata ante el Fulham en casa (3-3) y sigue perdiendo puntos. Arteta falló un penalti en el descuento. Giroud hizo dos goles.

El Arsenal no pasó del empate en el Emirates y se descuelga de la parte alta de la Premier tras el tropiezo ante el Fulham (3-3), donde la fortuna fue esquiva con el español Mikel Arteta, que marró un penalti en la última jugada del partido.

El West Bromwich, por su parte, reafirmó su condición de equipo revelación del curso. Ganó en el campo del Wigan (1-2) y sigue instalado en la cuarta posición, solo superado por el Manchester City, el Chelsea y el líder, el Manchester United, aún con sus partidos de la undécima sesión pendientes.

El conjunto de Arsene Wenger suma su tercer encuentro sin ganar. Tras perder en la Liga ante el Manchester United y empatar frente el Schalke en la Liga de Campeones (2-2), fue incapaz de reconducir su situación ante una de las revelaciones de la competición, el Fulham.

Arteta tuvo en sus botas la posibilidad de cambiar el devenir de su equipo. Lanzó un penalti en el tiempo añadido que hubiera supuesto el triunfo del conjunto londinense. Pero el meta visitante Mark Schwarzer evitó el momento de gloria para el centrocampista español.

Y eso que el choque se puso de cara para el Arsenal, que a los 23 minutos disponía de una ventaja de 2-0 con los goles del francés Olivier Giroud, tras acción de Theo Walcott y del alemán Lukas Podolski, que finalizó un centro de Arteta.

El búlgaro Dimitar Berbatov lideró la reacción visitante. A la media hora acortó diferencias después de una jugada del costarricense Bryan Ruiz y a cinco minutos del descanso gestó la acción que supuso el empate, marcado por el sueco Alex Kacaniklic.

Ya en la segunda parte, Berbatov, de penalti, adelantó a los visitantes aunque un minuto después, en el 68, la sociedad entre Giroud y Walcott reapareció para establecer la igualada, con el segundo tanto del galo.

El Everton prolongó su buen momento y dio la vuelta a la ventaja inicial del Sunderland, que llegó al borde del descanso con el tanto de Adam Johnson a centro de Craig Gardner. El cuadro de Liverpool necesitó solo dos minutos para revertir la situación. Primero, en el minuto 77 con el gol del belga Marouane Fellaini, a centro de Steven Naismith, que dos después gestó la acción del gol del croata Nikica Jelavic.

Mientras el Arsenal es séptimo, el Everton se aferra a la quinta plaza, a tres puntos del West Bromwich, que jornada tras jornada se reafirma como sorpresa del curso. Ganó en el campo del Wigan del español Roberto Martínez (1-2). Antes del descanso ya tenía encarrilado el triunfo el equipo del escocés Steve Clarke. A la media hora, James Morrison, tras jugada de Chris Brunt, marcó el primero. Gary Caldwell, en propia puerta, amplió la renta visitante. Al borde del intermedio, el marfileño Arouna Kone aprovechó un pase del argentino Franco Di Santo para acortar distancias para el Wigan, que fue incapaz de evitar el triunfo visitante.

El Stoke City aprovechó las carencias del Queens Park Rangers de Esteban Granero para sumar tres puntos y tomarse un respiro (1-0). El gol de Charlie Adam tras una jugada de Peter Crouch dio el triunfo al cuadro local.

El Southampton permanece como colista a pesar del punto sacado en la visita del Swansea (1-1), que a falta de un cuarto de hora se llevó un punto tras empatar la ventaja inicial de su rival, obtenida con el gol de Morgan Schneiderlin. Nathan Dyer marcó el gol de la igualada para el conjunto del danés Michael Laudrup. El Reading y el Norwich empataron sin goles.