Manchester United derroto fácilmente al Sunderland

  • Javier Hernández se quedó en la banca
  • Van Persie alcanzó el liderato de goleo

El Teatro de los Sueños fue testigo de las diabluras de los Red Devils que exhibieron al Sunderland con una goleada 3-1 y cada vez afianzan más la cima de la Premier League.

Con Javier Hernández en la banca como testigo del accionar de sus compañeros, el Manchester United dio tres ejemplos de cómo se mecen las redes con base en la precisión, explosividad y la creatividad de los atacantes rojos.
Con frialdad llegó la primera definición para gol de la mano de Robin van Persie. A los 15 minutos, el holandés controló el balón dentro del área tras un mal despeje defensivo y lo mandó al ángulo derecho. Gracias a este gol, el atacante llegó a 12 tantos y alcanzó al español Michu, del Swansea, en el liderato de goleo.
Fue un pequeño vendaval en cinco minutos, suficientes para que llegara un nuevo tanto en el partido. Con una serie de toques a lo ancho y largo de la cancha, Tom Cleverley quedó habilitado en el área y con potente disparo dobló  la voluntad de Mignolet, quien se lanzó, cuan largo es, pero sin éxito para el 2-0 al 19’.
El español Carlos Cuéllar había fallado en la marca en los dos tantos y seguía sin poder controlar la velocidad de los atacantes rojos. Su trabajo en la lateral derecha volvería ser evidenciado en el último gol.
El tercer tanto llegó tras una jugada por la banda donde Van Persie hizo gala de un pequeño recorte a dos marcadores que le permitió mandar un pase diagonal para Rooney, quien también entre dos marcadores anidó la de gajos al 58’.
Sólo que las diabluras también estaban vestidas de azul. Pese a la goleada, los ‘Gatos negros’ también generaron oportunidades que hubieran cambiado el marcador a favor del club.
Primero fue James McClean al 24’ quien prefirió un disparo a quemarropa que David De Gea detuvo, en vez de servir a sus compañeros tras robar el balón al defensa Rio Ferdinand.
Luego, A al 47′ un disparo de Fletcher obligó al arquero español a mandar a tiro de esquina y finalmente al 71’ cayó el gol del descuento con un remate de cabeza de Fraser Campbell para decretar el 3-1 final.
El Manchester United llegó a 42 puntos y afianzó la cima de la Premier seguido por el Manchester City. Sunderland se quedó con 16 unidades en la parte baja de la general tras este duelo lleno de diabluras.
 Javier Hernández se quedará por ahora con récord de 99 partidos pues Sir Alex Ferguson decidió no darle minutos al delantero mexicano en la Liga mientras se acerca el receso de invierno y el United se mantiene como el mejor de Inglaterra.
FICHA TÉCNICA:
Manchester United: David de Gea; Patrice Evra, Rio Ferdinand (Vidic), Chris Smalling, Phil Jones, Ashley Young, Tom Cleverley (Giggs), Michael Carrick (Scholes), Antonio Valencia, Wayne Rooney, Robin van Persie.
Sunderland: Simon Mignolet; Jack Colback, Titus Bramble, John O’Shea, Carlos Cuellar, Craig Gardner, Sebastian Larsson, Adam Johnson (Campbell), Stephane Sessegnon, James McClean,  Steven Fletcher (Wickham).

[MEDIOTIEMPO]

 

Anuncios

Premier League: El Everton remonta y vence al Sunderland con un gran Fellaini

fellaini

No fue un partido nada fácil para los de Moyes, que se tuvieron que poner el mona de obra en un flojo partido de los locales, y en el que los visitantes se adelantaron sin merecerlo.

Lo más justo sería decir que ninguno de los dos equipos hizo méritos para ganar,  aunque sería muy duro. Y es que, el Sunderland, que no está funcionando este año, llegaba a uno de los campos más complicado con muy pocas posibilidades, y se defendió como gato panza arriba y estuvo por delante en el marcador durante más de una hora.

Los ‘black cats’ tuvieron la primera aproximación en el minuto 7. El Everton ya tenía la posesión y Sessegnon lo aprovechó para lanzar un contraataque feroz que Fletcher estuvo a punto de hacer bueno si su disparo no hubiese salido rozando la base del poste derecho de la meta de Howard.

Esta fue la única ocasión del Sunderland antes de su gol. La tarde fue del Everton en ocasiones, y la primera llegó en el minuto 12, con una internada en el área de Leighton Baines, que acabó chocando con un defensa del Sunderland y no pudo asistir atrás a ningún compañero.

Los de Moyes siguieron atacando y tuvieron una muy clara en el minuto 27. Pienaar, el sudafricano, que no está haciendo un año para recordar, mandó su disparo con fuerza a la derecha, pero no sorprendió a Mignolet. Tan solo cinco minuto después probaría suerte Fellaini, pero el guardameta del Sunderland enviaría la pelota al córner. Precisamente, de este saque de esquina vendría un precioso remate de espuela de Jelavic que se iría por encima del larguero por poco.

Y así, cuando parecía que no podía abrir la lata el Everton antes del descanso, llegó una ocasión del Sunderland y el gol del excitizens Adam Johnson, que se adelantó a Howard en un despiste de la zaga e hizo el 0-1.

En la segunda parte el dominio absoluto era del Everton, que superaba el 70% del manejo de la pelota. La primera ocasión fue un testarazo de Heitinga tras rematar una falta colgada por Fellaini, pero su tiro se marchó fuera.

No obstante, y pese al dominio, el Everton no conseguía llegar con claridad y parecía que el Sunderland se podía llegar un jugoso botín de Liverpool. Pero no fue así. Como no, Fellaini, tras una jugada de Coleman y pase de Naismith, desde dentro del área y ante una marea de piernas, coló el balón raso por la maraña y Mignolet ni la olió. Era el empate a uno, y a partir de aquí, la avalancha “toffee”.

Y es que, ni dos minutos pasaron cuando, de nuevo Fellaini, como protagonista, asistía de tacón para dejar solo a Jelavic en el área, y este, excepcional como siempre al primer toque, batir por encima a Mignolet, que se tiró a por la pelota. Era el 2-1 y el marcador no se movía. Goodison enloquecía ante la remontada de los de Moyes, que siguen, de este modo, en Champions League.

El español Cuellar pudo empatar en el minuto 82, siendo esta la última ocasión clara del encuentro, pero su disparo se empotró en un compañero. y así, el árbitro pitó el final y el Everton sumó tres puntos vitales para seguir bastante arriba.