Arsenal 5-2 Tottenham… ‘Gunners’ se redimen en el Derbi

Los “Spurs” jugaron más de 70 minutos con 10 jugadores

El Arsenal se redimió hoy del irregular inicio de temporada con una “manita” ante su afición en el Derbi del norte de Londres ante el Tottenham Hotspurs (5-2), que jugó más de 70 minutos con 10 jugadores.

Después de dilapidar una ventaja de dos goles ante el Fulham en la última jornada, el Arsenal no dejó escapar los tres puntos de un derbi que llegaba con ambos equipos en horas bajas y que terminó con el idéntico resultado al de la temporada pasada y con los “Gunners” superando a su eternos rivales en la tabla de la Premier.

El partido empezó mal para los locales, que se vieron abrumados por la avanzada presión del Tottenham y a los diez minutos encajaron un gol del togolés Emmanuel Adebayor, ex del Arsenal, tras aprovechar un rechace en el área pequeña.

Sería la primera y casi la última aparición del africano en el encuentro que pocos minutos después fue expulsado con roja directa por una dura entrada al español Santi Cazorla, acción que cambió radicalmente el guión del encuentro.

Con superioridad numérica, el Arsenal empezó a jugar a placer en el medio del campo, aprovechando la movilidad de sus jugadores ofensivos y la velocidad del inglés Theo Walcott, una auténtica pesadilla para la zaga de los “Spurs”.

De sus botas nació el gol del empate. El extremo inglés se zafó sin problemas de su defensor, el joven Kyle Naughton, y lanzó un preciso centro hacia el alemán Per Mertesacker, que ejecutó un impecable cabezazo para enviar el balón en la escuadra del arco rival, lejos del alcance del portero francés Hugo Lloris.

El Arsenal siguió su acoso a la meta rival y lanzó serios avisos con dos cabezazos de Olivier Giroud que salvó Lloris con magníficas intervenciones y un chute lejano de Cazorla que se fue rozando el larguero.

La insistencia de los “Gunners” tuvo premio a tres minutos del descanso cuando el alemán Lukas Podolski recibió el balón cerca del punto de penalti y con un chute que rebotó en el francés William Gallas consiguió el segundo tanto para su equipo.

Con el Tottenham malherido, el Arsenal olió la sangre y no dudó en apuntillar a sus vecinos antes de ir al vestuario. Tras una gran jugada individual, Cazorla encontró a Giroud dentro del área quien, rodeado de defensas, envió de nuevo el balón al fondo de la red.

Tras el descanso, el técnico portugués André Villas-Boas dio entrada a Clint Dempsey y apostó por una defensa de tres con la que el Tottenham empezó a poner cerco a la portería del polaco Wojciech Szczesny.

El valiente esquema de los “Spurs” dejaba muchos espacios en defensa, circunstancia que aprovechó el Arsenal para sentenciar el derbi a la hora de juego con una rápida combinación entre Walcott y Podolski que culminó Cazorla con su primer gol en el Emirates.

A pesar del abultado resultado, el Tottenham no giró la cara al encuentro. El galés Gareth Bale acortó distancias en el minuto 71 tras un magnífico eslalon entre defensas “Gunners” y a punto estuvo de repetir la hazaña en un rápido contraataque por la izquierda.

El Arsenal contuvo el ímpetu de los “Spurs” en la recta final y, además, regaló un último gol a su eufórica afición, esta vez obra de Walcott, que sirvió para emular el resultado conseguido en el derbi de la temporada pasada.

[EFE]

Anuncios

Manchester City venció a Tottenham y está a 2 puntos del United

aguero

LONDON (AP) – Con goles del argentino Sergio Agüero y el bosnio Edin Dzeko, Manchester City derrotó este domingo a Tottenham 2-1 para mantener la presión sobre el líder Manchester United en la Liga Premier.

Por su parte, Chelsea y Liverpool igualaron 1-1, y West Ham venció a Newcastle 1-0.

Dzeko anotó su séptimo gol de la temporada -seis después de entrar como suplente- se produjo después que el tanto de Agüero igualó el marcador tras el gol de cabeza de Steven Caulker para Tottenham.

“Una vez nos metieron un gol de tiro libre y tenemos que mejorar eso”, comentó Dzeko. “Pero después del gol fuimos el mejor equipo durante los 90 minutos y al final merecimos la victoria.

“Aunque estábamos perdiendo dimos vuelta el resultado. Espero que la próxima vez estemos ganando nosotros desde el comienzo”, agregó.

Manchester City, que defiende su título, está solo a dos puntos de su archirrival United después de extender su racha invicta en partidos como local en la liga a un récord de 35 partidos, y a 16 en todos los encuentros, como local y visitante.

Pero el City está admitiendo goles que habrían sido inimaginables el año pasado.

Un tiro libre de Tom Huddlestone halló a Caulker con espacio para anotar de cabeza a los 21 minutos

El City reclamó dos supuestos penales. Uno fue por mano de William Gallas ante un remate de Agüero, y otro una infracción de Huddlestone contra otro argentino en el City, Pablo Zabaleta. El árbitro Michael Oliver no concedió ninguno.

Recién a los 65, Agüero recibió dentro del área y anotó con remate preciso y esquinado bajo.

A partir de ese momento, el City se perfiló como probable y merecido ganador.

Y a los 88, sobre la expiración del encuentro, David Silva habilitó a Deko en el área y el bosnio anotó para algarabía del City.

En Chelsea, el retorno del capitán John Terry después de una suspensión de cuatro partidos por abuso racial terminó prematuramente cuando fue retirado con una lesión aparentemente seria después de anotar en el empate 1-1 con Liverpool.

El defensor convirtió de cabeza su gol número 50 para el equipo al conectar un tiro de esquina de Juan Mata a los 20 minutos. Pero quince minutos después, Terry cayó mal sobre su rodilla derecha después de chocar con Luis Suárez y tuvo que retirarse.

“Acababa de regresar después de la suspensión. Espero que no sea nada serio y regrese pronto”, afirmó el técnico de Chelsea Roberto Di Matteo, y agregó que el jugador será evaluado en un hospital el lunes.

Liverpool había llevado poco peligro, pero Suárez de cabeza igualó a los 73.

El empate deja a Chelsea en tercer lugar, a tres puntos del líder Manchester United, mientras Liverpool languidece en el decimotercer puesto.

El veterano arquero Petr Cech, de Chelsea , salvó a su equipo cuando contuvo un remate peligroso de José Enrique cuando se jugaban cuatro minutos de descuento.